Lycoperdon gemmatum

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una especie que casi siempre crece sobre el suelo, es raro encontrarla sobre madera. Está muy extendida tanto en la llanura como en la montaña, en Europa y en los otros continentes, resultando frecuente encontrarla en casi todas las zonas de España. Su crecimiento comienza en verano y se extiende hasta el final del otoño. DIMENSIONES Un solo ejemplar puede alcanzar, como máximo, 6-7 cm de altura, mientras su ancho es un poco menor. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Dadas sus dimensiones tan pequeñas, no se puede hablar de la posibilidad de prepararlo cocido o empanado después de haberlo reducido a pequeñas rodajas. Puede ser, circunstancialmente, incluido en mezcla con otras especies donde, sin embargo, no debe estar presente en cantidades muy elevadas. La carne, incluso en los ejemplares jóvenes, despide un olor poco agradable a desinfectante. Con una cocción prolongada tiende a reducirse a una pasta espesa.

Nombres vulgares: En castellano, Cuesco de lobo perlado, Pedo de lobo. En catalán, Pet de llop perlat. En vascuence, Asta-putza.

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Sin lugar a dudas es el Lycoperdon más común y difundido. Su identificación no resulta difícil si se observa la presencia, en la parte superior del carpóforo, de decoraciones en forma de espinas puntiagudas piramidales, más numerosas y grandes hacia el centro y más bajas hacia la parte externa redondeada. Se presenta aislada pero también muchos ejemplares reunidos; tiene una característica forma a manera de cabeza alargada terminando en una especie de prominencia puntiaguda y con pie bastante largo, cilíndrico o atenuado hacia la parte inferior. El pie lleva siempre pliegues y surcos longitudinales. El color es, en general, blanco-cándido o un poco amarillo-ocre especialmente en los ejemplares desarrollados. Al corte la gleba se presenta blanca, más abierta, con celdillas. Al madurar, la gleba se vuelve marrón-grisácea y, al apretarla despide, por una laceración superior, el polvo esporal bajo forma de humo marrón.

VARIANTES DE LA ESPECIE Puede crecer aislada como lo demuestra el ejemplar presentado en esta ilustración. En la reproducción de la derecha puede verse un conjunto excepcional formado por muchos carpóforos reunidos.

Valor gastronomico

COMESTIBLE Atención: pequeña, espinas piramidales.

Dibujo
EN EL DIBUJO: se indica la presencia de las espinas sobre el sombrero. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una especie que casi siempre crece sobre el suelo, es raro encontrarla sobre madera Está muy extendida tanto en la llanura como en la montaña, en Europa y en los otros continentes, resultando frecuente encontrarla en casi todas las zonas de España Su crecimiento comienza en verano y se extiende hasta el final del otoño DIMENSIONES Un solo ejemplar puede alcanzar, como máximo, 6-7 cm de altura, mientras su ancho es un poco menor CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Dadas sus dimensiones tan pequeñas, no se puede hablar de la posibilidad de prepararlo cocido o empanado después de haberlo reducido a pequeñas rodajas Puede ser, circunstancialmente, incluido en mezcla con otras especies donde, sin embargo, no debe estar presente en cantidades muy elevadas La carne, incluso en los ejemplares jóvenes, despide un olor poco agradable a desinfectante Con una cocción prolongada tiende a reducirse a una pasta espesa

Nombres vulgares: En castellano, Cuesco de lobo perlado, Pedo de lobo En catalán, Pet de llop perlat En vascuence, Asta-putza

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Sin lugar a dudas es el Lycoperdon más común y difundido Su identificación no resulta difícil si se observa la presencia, en la parte superior del carpóforo, de decoraciones en forma de espinas puntiagudas piramidales, más numerosas y grandes hacia el centro y más bajas hacia la parte externa redondeada Se presenta aislada pero también muchos ejemplares reunidos; tiene una característica forma a manera de cabeza alargada terminando en una especie de prominencia puntiaguda y con pie bastante largo, cilíndrico o atenuado hacia la parte inferior El pie lleva siempre pliegues y surcos longitudinales El color es, en general, blanco-cándido o un poco amarillo-ocre especialmente en los ejemplares desarrollados Al corte la gleba se presenta blanca, más abierta, con celdillas Al madurar, la gleba se vuelve marrón-grisácea y, al apretarla despide, por una laceración superior, el polvo esporal bajo forma de humo marrón

VARIANTES DE LA ESPECIE Puede crecer aislada como lo demuestra el ejemplar presentado en esta ilustración En la reproducción de la derecha puede verse un conjunto excepcional formado por muchos carpóforos reunidos

Valor gastronomico

COMESTIBLE Atención: pequeña, espinas piramidales

Dibujo
EN EL DIBUJO: se indica la presencia de las espinas sobre el sombrero

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos