Hygrophorus nitratus

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Está presente desde julio hasta octubre, en los bosques herbosos o entre la hierba de los pastizales. Prefiere los suelos a reacción ácida. No es una especie muy común. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Como ya se ha indicado, no puede considerarse comestible por el mal olor que la hace inutilizable. Se recomienda oler los ejemplares recogidos, de lo contrario esta característica pasa desapercibida y la seta puede confundirse con otras especies. DIMENSIONES No se trata de una seta muy grande y la carne es prácticamente inexistente. Alcanza 5-6 cm de diámetro en el sombrero, mientras el pie puede ser, en proporción, más largo. Los ejemplares que crecen en los bosques son generalmente más grandes que los que puedan encontrarse en los prados.



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una de las pocas especies no comestibles de Hygrophorus; se rechaza no porque posea contenidos tóxicos comprobados, sino por una característica que ayuda a su determinación: despide un desagradable, persistente y fuerte olor a hipoclorito de sodio o lejía. Se presenta con un sombrero de color gris-ceniza o gris-marrón, generalmente más oscuro hacia el centro. Su forma oscila entre acampanada y convexa, pero muy a menudo se abre, apareciendo extendido, también con el margen levantado, aun manteniendo en el centro una prominencia central más o menos pronunciada. La superficie es lisa, inicialmente glutinosa, después seca. Las laminillas son bastante gruesas, anchas, ventrudas, espaciadas, atenuado-adheridas al pie, casi siempre unidas por detrás con nervaduras. El color es blanco pero rápidamente se vuelve grisáceo-amarillo. El pie tiene forma irregular, comprimido o retorcido, liso, de color blanco-gris; un poco amarillo en la base. La carne, blanca o grisácea, de consistencia mínima, bastante frágil, tiene olor a lejía.

LA SETA COMPARADA La especie se compara con H. Olivaceoalbus, que tiene colores muy similares, pero diferente por poseer el pie decorado, no liso, por su aspecto más esbelto y por la ausencia de olores particulares. Es comestible.

Valor gastronomico

NO COMESTIBLE Atención: olor nitroso, color grisáceo.

Dibujo
EN EL DIBUJO: el perfil dibujado pone en evidencia las dimensiones de las laminillas, que son ventrudas y de gran superficie, y la notable presencia de lamélulas. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Está presente desde julio hasta octubre, en los bosques herbosos o entre la hierba de los pastizales Prefiere los suelos a reacción ácida No es una especie muy común CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Como ya se ha indicado, no puede considerarse comestible por el mal olor que la hace inutilizable Se recomienda oler los ejemplares recogidos, de lo contrario esta característica pasa desapercibida y la seta puede confundirse con otras especies DIMENSIONES No se trata de una seta muy grande y la carne es prácticamente inexistente Alcanza 5-6 cm de diámetro en el sombrero, mientras el pie puede ser, en proporción, más largo Los ejemplares que crecen en los bosques son generalmente más grandes que los que puedan encontrarse en los prados



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una de las pocas especies no comestibles de Hygrophorus; se rechaza no porque posea contenidos tóxicos comprobados, sino por una característica que ayuda a su determinación: despide un desagradable, persistente y fuerte olor a hipoclorito de sodio o lejía Se presenta con un sombrero de color gris-ceniza o gris-marrón, generalmente más oscuro hacia el centro Su forma oscila entre acampanada y convexa, pero muy a menudo se abre, apareciendo extendido, también con el margen levantado, aun manteniendo en el centro una prominencia central más o menos pronunciada La superficie es lisa, inicialmente glutinosa, después seca Las laminillas son bastante gruesas, anchas, ventrudas, espaciadas, atenuado-adheridas al pie, casi siempre unidas por detrás con nervaduras El color es blanco pero rápidamente se vuelve grisáceo-amarillo El pie tiene forma irregular, comprimido o retorcido, liso, de color blanco-gris; un poco amarillo en la base La carne, blanca o grisácea, de consistencia mínima, bastante frágil, tiene olor a lejía

LA SETA COMPARADA La especie se compara con H Olivaceoalbus, que tiene colores muy similares, pero diferente por poseer el pie decorado, no liso, por su aspecto más esbelto y por la ausencia de olores particulares Es comestible

Valor gastronomico

NO COMESTIBLE Atención: olor nitroso, color grisáceo

Dibujo
EN EL DIBUJO: el perfil dibujado pone en evidencia las dimensiones de las laminillas, que son ventrudas y de gran superficie, y la notable presencia de lamélulas

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos