Hydnum suaveolens

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una especie bastante común en los bosques de coníferas, con preferencias por el sotobosque del abeto rojo. Se presenta, a partir de julio, hasta muy entrada la estación. Es frecuente la presencia de muchos individuos casi escondidos entre la hierba y la baja vegetación. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Puede intuirse el hecho de que esta especie no pueda utilizarse como comestible. Además del fuerte olor que despide, haciéndola inaceptable, también la consistencia de la carne dura y coriácea en los ejemplares adultos, blanda y casi esponjosa en los jóvenes, hace que sea totalmente rechazada. DIMENSIONES Si se considera un solo individuo, diferenciándolo de la masa carnosa que, a veces, forman varios ejemplares, se puede decir que el diámetro no supera los 8-10 cm. La altura es, en proporción, siempre menor si no se tiene en cuenta el tramo final del pie que puede enterrarse en el suelo.

Nombres vulgares: En castellano, Hidno anisado. En catalán, Bolet de soca anisat.

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una seta que, como muchas otras especies pertenecientes a su género, se presenta en el suelo constituyendo masas carnosas con forma irregular, no bien definida, e incluyendo en la carne frutos del bosque u hojas de hierba que, durante su crecimiento y desarrollo muy particular, va englobando y circundando. Aparte de las características morfológicas y de color que presenta, puede decirse que es posible reconocerla inmediatamente por el fuerte olor que despide, casi nauseabundo, con componentes varios que se unen al de anís que prevalece. El sombrero, de color blancuzco, después violeta y por último con trazos marrones, tiene la forma de peonza, con la superficie irregularmente rugosa y borde redondeado, persistentemente blanco y con la parte central que se hunde casi desde un principio. El himenio está constituido por aguijones blanco-grises, después marrones, que pueden ser decurrentes sobre el pie por un largo trecho. El pie, a veces casi inexistente, es la continuación del sombrero; de color azul pálido. La carne, en la seta cortada, se presenta en capas zonificadas, especialmente en la parte inferior. Es blanca, alternando con zonas azules más marcadas hacia la base, coriácea y despide el olor descrito.

LA SETA COMPARADA Aquí se compara con H. coeruleum que puede asemejársele por el color violeta-azul del sombrero. Sin embargo, no tiene olores particulares y su carne cortada, después de las estratificaciones violetas del sombrero, es de típico color canela en el pie. No es comestible.

Valor gastronomico

NO COMESTIBLE Atención: olor fuerte, casi nauseabundo, a anís.

Dibujo
EN EL DIBUJO: Se pone en evidencia la forma de crecimiento de estas setas: van incrustando los elementos de la vegetación que encuentran durante su desarrollo. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una especie bastante común en los bosques de coníferas, con preferencias por el sotobosque del abeto rojo Se presenta, a partir de julio, hasta muy entrada la estación Es frecuente la presencia de muchos individuos casi escondidos entre la hierba y la baja vegetación CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Puede intuirse el hecho de que esta especie no pueda utilizarse como comestible Además del fuerte olor que despide, haciéndola inaceptable, también la consistencia de la carne dura y coriácea en los ejemplares adultos, blanda y casi esponjosa en los jóvenes, hace que sea totalmente rechazada DIMENSIONES Si se considera un solo individuo, diferenciándolo de la masa carnosa que, a veces, forman varios ejemplares, se puede decir que el diámetro no supera los 8-10 cm La altura es, en proporción, siempre menor si no se tiene en cuenta el tramo final del pie que puede enterrarse en el suelo

Nombres vulgares: En castellano, Hidno anisado En catalán, Bolet de soca anisat

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una seta que, como muchas otras especies pertenecientes a su género, se presenta en el suelo constituyendo masas carnosas con forma irregular, no bien definida, e incluyendo en la carne frutos del bosque u hojas de hierba que, durante su crecimiento y desarrollo muy particular, va englobando y circundando Aparte de las características morfológicas y de color que presenta, puede decirse que es posible reconocerla inmediatamente por el fuerte olor que despide, casi nauseabundo, con componentes varios que se unen al de anís que prevalece El sombrero, de color blancuzco, después violeta y por último con trazos marrones, tiene la forma de peonza, con la superficie irregularmente rugosa y borde redondeado, persistentemente blanco y con la parte central que se hunde casi desde un principio El himenio está constituido por aguijones blanco-grises, después marrones, que pueden ser decurrentes sobre el pie por un largo trecho El pie, a veces casi inexistente, es la continuación del sombrero; de color azul pálido La carne, en la seta cortada, se presenta en capas zonificadas, especialmente en la parte inferior Es blanca, alternando con zonas azules más marcadas hacia la base, coriácea y despide el olor descrito

LA SETA COMPARADA Aquí se compara con H coeruleum que puede asemejársele por el color violeta-azul del sombrero Sin embargo, no tiene olores particulares y su carne cortada, después de las estratificaciones violetas del sombrero, es de típico color canela en el pie No es comestible

Valor gastronomico

NO COMESTIBLE Atención: olor fuerte, casi nauseabundo, a anís

Dibujo
EN EL DIBUJO: Se pone en evidencia la forma de crecimiento de estas setas: van incrustando los elementos de la vegetación que encuentran durante su desarrollo

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos