Cortinarius (Sericeocybe) caninus

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una seta bastante común que se puede encontrar tanto en bosques de coníferas como de planifolios. Crece entre la hierba del sotobosque, de la cual sobresale por su aspecto esbelto. La estación de crecimiento es hacia el verano tardío y el comienzo del otoño. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Se trata de un Cortinarius de tamaño no muy grande y que por lo tanto no debe tomarse en consideración para un eventual consumo, por el principio de excluir de toda preparación culinaria los Cortinarius que no se presenten por lo menos con un aspecto macizo, carnoso. Por otra parte no existen datos que puedan orientar hacia su uso como comestible. DIMENSIONES Como ya se ha señalado se trata de una seta no muy maciza pero de aspecto esbelto. El sombrero puede adquirir 7-8 cm de diámetro y el pie es proporcionalmente mucho más largo: hasta 12-15 cm.

Nombres vulgares: En castellano, Cortinario de los perros.

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Se trata de una especie de Cortinarius no siempre fácil de identificar en el mare magnum de este género. Se puede observar su aspecto esbelto, la forma del sombrero casi siempre muy regular, acampanada o discoidal y las laminillas que se vuelven de color canela cuando maduran. También se presentan sobre el pie una serie de franjas decorativas. El sombrero aparece inicialmente redondeado o acampanado, luego, al estar abierto, es casi plano con forma de disco, no muy grueso. El color que adquiere casi de inmediato es el marrón-rojizo: la superficie es lisa, no viscosa. Inicialmente puede tener algunas esfumaciones violetas. Las laminillas, que en los ejemplares jóvenes son violeta, se vuelven rápidamente de un color canela rojizo. Son medianamente apretadas y están adheridas al pie. El pie, violeta pálido y decorado por franjas oscuras, se pone enseguida marrón en cada una de sus partes, conservando las decoraciones. Es regularmente cilíndrico y, a veces, un poco ensanchado hacia la base. La carne es blancuzca. No tiene olores ni sabores de particular interés.

DETALLES DEL CARPÓFORO Se ha reproducido el color de las laminillas característicamente marrón-herrumbre o canela, color que las mismas adquieren sólo durante la maduración y por un tiempo muy corto.

Valor gastronomico



Dibujo
EN EL DIBUJO: se ha querido presentar el aspecto del pie decorado por un jaspeado, más evidente en los ejemplares muy jóvenes. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una seta bastante común que se puede encontrar tanto en bosques de coníferas como de planifolios Crece entre la hierba del sotobosque, de la cual sobresale por su aspecto esbelto La estación de crecimiento es hacia el verano tardío y el comienzo del otoño CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Se trata de un Cortinarius de tamaño no muy grande y que por lo tanto no debe tomarse en consideración para un eventual consumo, por el principio de excluir de toda preparación culinaria los Cortinarius que no se presenten por lo menos con un aspecto macizo, carnoso Por otra parte no existen datos que puedan orientar hacia su uso como comestible DIMENSIONES Como ya se ha señalado se trata de una seta no muy maciza pero de aspecto esbelto El sombrero puede adquirir 7-8 cm de diámetro y el pie es proporcionalmente mucho más largo: hasta 12-15 cm

Nombres vulgares: En castellano, Cortinario de los perros

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Se trata de una especie de Cortinarius no siempre fácil de identificar en el mare magnum de este género Se puede observar su aspecto esbelto, la forma del sombrero casi siempre muy regular, acampanada o discoidal y las laminillas que se vuelven de color canela cuando maduran También se presentan sobre el pie una serie de franjas decorativas El sombrero aparece inicialmente redondeado o acampanado, luego, al estar abierto, es casi plano con forma de disco, no muy grueso El color que adquiere casi de inmediato es el marrón-rojizo: la superficie es lisa, no viscosa Inicialmente puede tener algunas esfumaciones violetas Las laminillas, que en los ejemplares jóvenes son violeta, se vuelven rápidamente de un color canela rojizo Son medianamente apretadas y están adheridas al pie El pie, violeta pálido y decorado por franjas oscuras, se pone enseguida marrón en cada una de sus partes, conservando las decoraciones Es regularmente cilíndrico y, a veces, un poco ensanchado hacia la base La carne es blancuzca No tiene olores ni sabores de particular interés

DETALLES DEL CARPÓFORO Se ha reproducido el color de las laminillas característicamente marrón-herrumbre o canela, color que las mismas adquieren sólo durante la maduración y por un tiempo muy corto

Valor gastronomico



Dibujo
EN EL DIBUJO: se ha querido presentar el aspecto del pie decorado por un jaspeado, más evidente en los ejemplares muy jóvenes

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos