Cortinarius (Phlegmacium) subbalteatus

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRARSe trata de una especie que se presenta desde el verano al otoño prefiriendo particularmente un hábitat donde, mezclados con otros árboles planifolios, se encuentren alerces. Es muy común en las zonas herbosas del bosque, sobre todo en los montes.CARACTERÍSTICAS COMESTIBLESLo hemos considerado como no comestible, no porque presente algún peligro debido al contenido de sustancias tóxicas, sino porque su olor no lo hace apetecible. En último extremo podría consumirse sin inconvenientes.DIMENSIONESEs de aspecto más bien macizo y su sombrero adquiere un diámetro de hasta 12 cm; mientras, el pie es proporcionalmente más corto, no superando los 7-8 cm de altura.



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓNSe trata de un Cortinarius que aun perteneciendo al grupo de los Phlegmacium, especies con el sombrero viscoso en tiempo húmedo, presenta la superficie de aquél seca y casi aterciopelada por decoraciones similares a un fieltro. Puede tener, además pero no siempre, el margen del sombrero con algunas esfumaciones violetas. El sombrero está siempre envuelto y la forma va, regularmente, desde la hemisférica a la convexa e incluso aplanada. El color es marrón o marrón-ocre, a menudo, con esfumaciones violetas en el margen que también puede carecer de tal color y presentarse blancuzco. Las laminillas son blancuzcas, luego marrones; sin embargo, mantienen el color blanco en el borde o hacia el pie adhiriéndose al mismo en forma redondeada. El pie es cilíndrico o un poco ensanchado hacia la base, blanco, un poco sedoso, algo brillante. La cortina es blanca y puede invadir la superficie del sombrero. La carne, blanca, despide un ligero olor a polvo o tierra mojada. El sabor es suave, similar al de la avellana.

DETALLES DEL CARPÓFOROSe muestra una parte del pie de un Cortinarius coloreado de ocre, por las esporas caídas de las laminillas y retenidas por los restos de la cortina. Esta característica es común a todos los Cortinarius y permite su reconocimiento aun cuando la cortina haya desaparecido completamente.

Valor gastronomico

NO COMESTIBLEAtención: superficie del sombrero un poco afelpada.

Dibujo
DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRARSe trata de una especie que se presenta desde el verano al otoño prefiriendo particularmente un hábitat donde, mezclados con otros árboles planifolios, se encuentren alerces Es muy común en las zonas herbosas del bosque, sobre todo en los montesCARACTERÍSTICAS COMESTIBLESLo hemos considerado como no comestible, no porque presente algún peligro debido al contenido de sustancias tóxicas, sino porque su olor no lo hace apetecibleEn último extremo podría consumirse sin inconvenientesDIMENSIONESEs de aspecto más bien macizo y su sombrero adquiere un diámetro de hasta 12 cm; mientras, el pie es proporcionalmente más corto, no superando los 7-8 cm de altura



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓNSe trata de un Cortinarius que aun perteneciendo al grupo de los Phlegmacium, especies con el sombrero viscoso en tiempo húmedo, presenta la superficie de aquél seca y casi aterciopelada por decoraciones similares a un fieltro Puede tener, además pero no siempre, el margen del sombrero con algunas esfumaciones violetas El sombrero está siempre envuelto y la forma va, regularmente, desde la hemisférica a la convexa e incluso aplanada El color es marrón o marrón-ocre, a menudo, con esfumaciones violetas en el margen que también puede carecer de tal color y presentarse blancuzco Las laminillas son blancuzcas, luego marrones; sin embargo, mantienen el color blanco en el borde o hacia el pie adhiriéndose al mismo en forma redondeada El pie es cilíndrico o un poco ensanchado hacia la base, blanco, un poco sedoso, algo brillante La cortina es blanca y puede invadir la superficie del sombrero La carne, blanca, despide un ligero olor a polvo o tierra mojada El sabor es suave, similar al de la avellana

DETALLES DEL CARPÓFOROSe muestra una parte del pie de un Cortinarius coloreado de ocre, por las esporas caídas de las laminillas y retenidas por los restos de la cortina Esta característica es común a todos los Cortinarius y permite su reconocimiento aun cuando la cortina haya desaparecido completamente

Valor gastronomico

NO COMESTIBLEAtención: superficie del sombrero un poco afelpada

Dibujo