Cortinarius (Phlegmacium) cumatilis var. Robustus

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Crece del verano al otoño, en los bosques mixtos, al borde de los mismos, o en la hierba y en la vegetación baja de los claros. Esta variedad prefiere los bosques de planifolios. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Se trata de un buen comestible y también de óptimo rendimiento, tanto por lo compacto de su carne como por su tamaño. Generalmente los Cortinarius del grupo de los Phlegmacium que tienen carne blanca al no presentar ni olores ni sabores desagradables, pueden consumirse sin problemas. DIMENSIONES Puede alcanzar hasta 15 cm de diámetro en el sombrero; el pie es corrientemente más corto aunque, a veces, adquiere una medida similar en su altura.



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una especie que a menudo se confunde con el C. praestans más común y conocido por ser un buen comestible. En efecto, tanto el color como la forma son similares. Se diferencia por el color del sombrero más azul, en la forma típica, y porque su aspecto es menos robusto y el pie, casi cilíndrico, jamás es muy largo. Se presenta con un sombrero regular, de convexo a casi aplanado, con margen incurvado, liso, pero frecuentemente recubierto de restos de velo blanco-azules. El color es azul-violeta, aunque también puede serlo gris-marrón, como en la forma presentada. Las laminillas no son muy anchas, casi adheridas al pie, bastante apretadas, de color claro, blancuzco, luego marrón por las esporas. El pie es macizo, bastante compacto, casi cilíndrico, aunque a veces, presenta un ligero ensanchamiento en la base. El color es blanco, pero puede tener restos del velo principal de tonalidad violeta, especialmente en el extremo inferior. La carne es blanca, debajo de la cutícula del sombrero presenta esfumaciones violetas, muy compacta; en ocasiones, en los especímenes adultos tiene una coloración ligeramente ocre o rojiza, aunque no por todas partes. No tiene olores ni sabores de particular interés.

SE PUEDE CONFUNDIR CON C. Cyaneus, que tiene las laminillas violetas y no blancas como lo demuestra la ilustración; además presenta una cortina menos llamativa.

Valor gastronomico

BUENA Atención: bulbo sin reborde, sombrero violeta-marrón.

Dibujo
EN EL DIBUJO: se indica la abundante presencia de velos en esta especie, que marcan también el trazado de la superficie del sombrero. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Crece del verano al otoño, en los bosques mixtos, al borde de los mismos, o en la hierba y en la vegetación baja de los claros Esta variedad prefiere los bosques de planifolios CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Se trata de un buen comestible y también de óptimo rendimiento, tanto por lo compacto de su carne como por su tamaño Generalmente los Cortinarius del grupo de los Phlegmacium que tienen carne blanca al no presentar ni olores ni sabores desagradables, pueden consumirse sin problemas DIMENSIONES Puede alcanzar hasta 15 cm de diámetro en el sombrero; el pie es corrientemente más corto aunque, a veces, adquiere una medida similar en su altura



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una especie que a menudo se confunde con el C praestans más común y conocido por ser un buen comestible En efecto, tanto el color como la forma son similares Se diferencia por el color del sombrero más azul, en la forma típica, y porque su aspecto es menos robusto y el pie, casi cilíndrico, jamás es muy largo Se presenta con un sombrero regular, de convexo a casi aplanado, con margen incurvado, liso, pero frecuentemente recubierto de restos de velo blanco-azules El color es azul-violeta, aunque también puede serlo gris-marrón, como en la forma presentada Las laminillas no son muy anchas, casi adheridas al pie, bastante apretadas, de color claro, blancuzco, luego marrón por las esporas El pie es macizo, bastante compacto, casi cilíndrico, aunque a veces, presenta un ligero ensanchamiento en la base El color es blanco, pero puede tener restos del velo principal de tonalidad violeta, especialmente en el extremo inferior La carne es blanca, debajo de la cutícula del sombrero presenta esfumaciones violetas, muy compacta; en ocasiones, en los especímenes adultos tiene una coloración ligeramente ocre o rojiza, aunque no por todas partes No tiene olores ni sabores de particular interés

SE PUEDE CONFUNDIR CON C Cyaneus, que tiene las laminillas violetas y no blancas como lo demuestra la ilustración; además presenta una cortina menos llamativa

Valor gastronomico

BUENA Atención: bulbo sin reborde, sombrero violeta-marrón

Dibujo
EN EL DIBUJO: se indica la abundante presencia de velos en esta especie, que marcan también el trazado de la superficie del sombrero

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos