Cortinarius (Phlegmacium) allutus

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRARMuy difundida en todos los países europeos y muy común. Crece debajo de coníferas en suelos de reacción ácida. Se encuentra desde el verano al otoño.CARACTERÍSTICAS COMESTIBLESEs un Cortinarius de carne blanca, que no despide olores muy fuertes y por lo tanto puede considerarse como comestible. Nosotros lo hemos consumido y podemos decir que debe clasificarse como mediocre pero aceptable.DIMENSIONESNo adquiere, normalmente, grandes dimensiones. Entre sus similares tal vez sea el que presenta menor tamaño. El sombrero tiene un diámetro que puede variar entre lo 5 8 cm, mientras el pie adquiere una altura proporcionalmente mayor.



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓNEs una especie bastante común. Se reconoce, con una cierta facilidad, por el sombrero muy viscoso y decorado con una pruina blanca que se manifiesta como restos del velo, tanto en los especímenes jóvenes como en los adultos, por las laminillas blancuzcas y por el pie con bulbo no muy rebordeado y terminado en forma redonda. El sombrero, de aspecto regular, es convexo o aplanado, viscoso en tiempo húmedo, brillante en seco, con la cutícula separable. El color es amarillo-marrón o amarillo-leonado y presenta siempre restos sedosos, blancos, de velo que le dan un aspecto pruinoso. Las laminillas son de color claro, casi blancas, luego de color herrumbre, dentadas en la arista, atenuado-adheridas al pie, bastante apretadas. El pie, cilíndrico, ensanchado desde arriba hacia abajo, termina en un bulbo apenas redondeado o marcado con un reborde. La cortina es blanca. La carne, que también lo es, despide un olor a miel que se vuelve desagradable, como a polvo, en los ejemplares adultos.

DETALLES DEL CARPÓFOROEn el detalle tomado de la ilustración principal se nota muy bien el ensanche del pie que no sólo es globoso, sino que también presenta trazas de un reborde.

Valor gastronomico

COMESTIBLEAtención: sombrero pruinoso, láminas claras, bulbo con poco reborde.

Dibujo
DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRARMuy difundida en todos los países europeos y muy común Crece debajo de coníferas en suelos de reacción ácida Se encuentra desde el verano al otoñoCARACTERÍSTICAS COMESTIBLESEs un Cortinarius de carne blanca, que no despide olores muy fuertes y por lo tanto puede considerarse como comestible Nosotros lo hemos consumido y podemos decir que debe clasificarse como mediocre pero aceptableDIMENSIONESNo adquiere, normalmente, grandes dimensiones Entre sus similares tal vez sea el que presenta menor tamaño El sombrero tiene un diámetro que puede variar entre lo 5 8 cm, mientras el pie adquiere una altura proporcionalmente mayor



GUÍA PARA SU DETERMINACIÓNEs una especie bastante común Se reconoce, con una cierta facilidad, por el sombrero muy viscoso y decorado con una pruina blanca que se manifiesta como restos del velo, tanto en los especímenes jóvenes como en los adultos, por las laminillas blancuzcas y por el pie con bulbo no muy rebordeado y terminado en forma redonda El sombrero, de aspecto regular, es convexo o aplanado, viscoso en tiempo húmedo, brillante en seco, con la cutícula separable El color es amarillo-marrón o amarillo-leonado y presenta siempre restos sedosos, blancos, de velo que le dan un aspecto pruinoso Las laminillas son de color claro, casi blancas, luego de color herrumbre, dentadas en la arista, atenuado-adheridas al pie, bastante apretadas El pie, cilíndrico, ensanchado desde arriba hacia abajo, termina en un bulbo apenas redondeado o marcado con un reborde La cortina es blanca La carne, que también lo es, despide un olor a miel que se vuelve desagradable, como a polvo, en los ejemplares adultos

DETALLES DEL CARPÓFOROEn el detalle tomado de la ilustración principal se nota muy bien el ensanche del pie que no sólo es globoso, sino que también presenta trazas de un reborde

Valor gastronomico

COMESTIBLEAtención: sombrero pruinoso, láminas claras, bulbo con poco reborde

Dibujo