Clavaria (Ramaria) botrytis

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una especie bastante común que crece preferentemente en los bosques de planifolios debajo de las hayas pero que no es raro encontrar también debajo de las coníferas. Crece durante el verano y permanece hasta el otoño. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES No es considerada una Clavaria tóxica. Sin embargo se recomienda (lo que puede hacerse extensivo a todas las Clavarias comestibles) consumir los ejemplares muy jóvenes con la carne de color uniforme no con aspecto marmóreo dado por unas gotitas que segrega. Es conveniente emplear la parte carnosa y excluir las ramas. DIMENSIONES No se encuentra dentro de su grupo entre las Clavarias de mayor tamaño. Un carpóforo de su complejo puede medir de 10 a 12 cm de ancho siendo su altura algo mayor, ya que puede llegar hasta los 15 cm.

Nombres vulgares: En castellano, Escoba. En catalán, Peu de rata, y Col i flor. En vascuence genérico Atzapar.

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una de las Clavarias más fáciles de reconocer, muy difundida y con características bien precisas, que han permitido, hasta hoy, identificarla sin ningún tipo de dudas. Su aspecto es el del grupo de las Clavarias ramificadas con forma de coral que, a partir de una cepa base, se abren en múltiples brazos para terminar, en las últimas ramas pequeñas, en extremos truncados o punteagudos, bastante cortos, según cual sea la especie considerada. En ésta, la cepa inicial no es ni muy larga ni muy carnosa. Las ramas que parten de la misma son bastante gruesas y, después de muchas ramificaciones cuya unión es redondeada, terminan en ápices muy cortos y romos, en número de dos o más, de color rojo-vino, en contraste con el color claro, pálido, del resto de la seta. Las superficies de las ramas son un poco rugosas. La carne es blancuzca y despide un olor que los especialistas han definido como similar al de Hygrophorus hyacintinus un olor muy agradable de jacinto. El sabor es un poco amargo.

SE PUEDE CONFUNDIR CON Clavaria rufescens o sus similares por la coloración en el extremo de las ramas. Sin embargo en la reproducción a color no pueden contemplarse esfumaciones diversificadas que sólo logra detectar el ojo ejercitado a través de una larga experiencia.

Valor gastronomico

COMESTIBLE Atención: ramas blancuzcas, extremidades color vino.

Dibujo
EN EL DIBUJO: se ve el terminal con uniones redondeadas y puntas múltiples. Además se pone de manifiesto la coloración de los extremos y la ausencia de cavidad en la seta. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Es una especie bastante común que crece preferentemente en los bosques de planifolios debajo de las hayas pero que no es raro encontrar también debajo de las coníferas Crece durante el verano y permanece hasta el otoño CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES No es considerada una Clavaria tóxica Sin embargo se recomienda (lo que puede hacerse extensivo a todas las Clavarias comestibles) consumir los ejemplares muy jóvenes con la carne de color uniforme no con aspecto marmóreo dado por unas gotitas que segrega Es conveniente emplear la parte carnosa y excluir las ramas DIMENSIONES No se encuentra dentro de su grupo entre las Clavarias de mayor tamaño Un carpóforo de su complejo puede medir de 10 a 12 cm de ancho siendo su altura algo mayor, ya que puede llegar hasta los 15 cm

Nombres vulgares: En castellano, Escoba En catalán, Peu de rata, y Col i flor En vascuence genérico Atzapar

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Es una de las Clavarias más fáciles de reconocer, muy difundida y con características bien precisas, que han permitido, hasta hoy, identificarla sin ningún tipo de dudas Su aspecto es el del grupo de las Clavarias ramificadas con forma de coral que, a partir de una cepa base, se abren en múltiples brazos para terminar, en las últimas ramas pequeñas, en extremos truncados o punteagudos, bastante cortos, según cual sea la especie considerada En ésta, la cepa inicial no es ni muy larga ni muy carnosa Las ramas que parten de la misma son bastante gruesas y, después de muchas ramificaciones cuya unión es redondeada, terminan en ápices muy cortos y romos, en número de dos o más, de color rojo-vino, en contraste con el color claro, pálido, del resto de la seta Las superficies de las ramas son un poco rugosas La carne es blancuzca y despide un olor que los especialistas han definido como similar al de Hygrophorus hyacintinus un olor muy agradable de jacinto El sabor es un poco amargo

SE PUEDE CONFUNDIR CON Clavaria rufescens o sus similares por la coloración en el extremo de las ramas Sin embargo en la reproducción a color no pueden contemplarse esfumaciones diversificadas que sólo logra detectar el ojo ejercitado a través de una larga experiencia

Valor gastronomico

COMESTIBLE Atención: ramas blancuzcas, extremidades color vino

Dibujo
EN EL DIBUJO: se ve el terminal con uniones redondeadas y puntas múltiples Además se pone de manifiesto la coloración de los extremos y la ausencia de cavidad en la seta

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos