Boletus aestivalis

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Se consideran lugar de crecimiento de esta especie tanto los bosques de planifolios como los de encinas, castaños y también hayas. Sin embargo, no se excluye la posibilidad de encontrarla también bajo las coníferas. Crece de mayo a septiembre. A veces, cuando se presenta de color más oscuro, se confunde con el Boletus aereus. Frecuente en la mitad norte de la península. CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Puede ponerse a la misma altura que el Boletus edulis y el Boletus aereus, aunque su carne menos compacta hace que se considere de calidad algo inferior. DIMENSIONES Como ya se ha dicho, su aspecto es menos robusto que el de sus similares. Sin embargo, las dimensiones lineales son análogas y puede alcanzar en el sombrero, hasta los 25-30 cm de diámetro y la altura del pie, superar estas cifras.

Nombre vulgar en castellano: Boleto reticulado de verano.

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Esta especie puede ser confundida, por el buscador ocasional, con el Boletus edulis común. En efecto, su carne es inmutable y su color casi análogo. Las principales características que deben observarse son: la posible presencia, sobre la superficie del sombrero de aréolas, debido a la rotura de la cutícula en los ejemplares desarrollados y, en modo particular, la blandura de la carne, algo esponjosa, en el mismo sombrero. El sombrero tiene forma entre redondeada y convexa, siendo el color marrón claro o avellana, aunque a veces es casi ocre-grisáceo y su superficie, siempre un poco fibrosa o granulosa, nunca se presenta lisa. La cutícula de la misma tiende a romperse en aréolas irregulares que descubren el color blanco de la carne que está debajo. El himenio tiene los tubos primeramente blancos, luego amarillo-verdoso, parcialmente adheridos al pie. Los poros son blancos, luego blanco-grises y finalmente amarillo-verdosos. El pie es marrón claro, con forma ventruda y claviforme, más esbelto que en otras especies de este género, con la parte inferior casi blanquecina y a menudo decorado con un reticulado muy claro en el tramo inferior. La carne es blanca, inmutable, de sabor un poco dulzón y olor suave aromático, poco definido.

DETALLES DEL CARPÓFORO En la foto se expone claramente el aspecto que puede adquirir el sombrero en esta especie de Boletus. Además se nota la coloración más oscura que pueden tomar tanto el sombrero como el pie.

Valor gastronomico

ÓPTIMA Atención: carne del sombrero blanda y cutícula quebrada en aréolas.

Dibujo
EN EL DIBUJO: Se pone en evidencia la característica del sombrero con cutícula agrietada que le da el aspecto de superficie areolada. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Se consideran lugar de crecimiento de esta especie tanto los bosques de planifolios como los de encinas, castaños y también hayas Sin embargo, no se excluye la posibilidad de encontrarla también bajo las coníferas Crece de mayo a septiembre A veces, cuando se presenta de color más oscuro, se confunde con el Boletus aereus Frecuente en la mitad norte de la península CARACTERÍSTICAS COMESTIBLES Puede ponerse a la misma altura que el Boletus edulis y el Boletus aereus, aunque su carne menos compacta hace que se considere de calidad algo inferior DIMENSIONES Como ya se ha dicho, su aspecto es menos robusto que el de sus similares Sin embargo, las dimensiones lineales son análogas y puede alcanzar en el sombrero, hasta los 25-30 cm de diámetro y la altura del pie, superar estas cifras

Nombre vulgar en castellano: Boleto reticulado de verano

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Esta especie puede ser confundida, por el buscador ocasional, con el Boletus edulis común En efecto, su carne es inmutable y su color casi análogo Las principales características que deben observarse son: la posible presencia, sobre la superficie del sombrero de aréolas, debido a la rotura de la cutícula en los ejemplares desarrollados y, en modo particular, la blandura de la carne, algo esponjosa, en el mismo sombrero El sombrero tiene forma entre redondeada y convexa, siendo el color marrón claro o avellana, aunque a veces es casi ocre-grisáceo y su superficie, siempre un poco fibrosa o granulosa, nunca se presenta lisa La cutícula de la misma tiende a romperse en aréolas irregulares que descubren el color blanco de la carne que está debajo El himenio tiene los tubos primeramente blancos, luego amarillo-verdoso, parcialmente adheridos al pie Los poros son blancos, luego blanco-grises y finalmente amarillo-verdosos El pie es marrón claro, con forma ventruda y claviforme, más esbelto que en otras especies de este género, con la parte inferior casi blanquecina y a menudo decorado con un reticulado muy claro en el tramo inferior La carne es blanca, inmutable, de sabor un poco dulzón y olor suave aromático, poco definido

DETALLES DEL CARPÓFORO En la foto se expone claramente el aspecto que puede adquirir el sombrero en esta especie de Boletus Además se nota la coloración más oscura que pueden tomar tanto el sombrero como el pie

Valor gastronomico

ÓPTIMA Atención: carne del sombrero blanda y cutícula quebrada en aréolas

Dibujo
EN EL DIBUJO: Se pone en evidencia la característica del sombrero con cutícula agrietada que le da el aspecto de superficie areolada

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos