Amanita pantherina

DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Se trata de una especie bastante común que puede encontrarse durante casi toda la estación micológica, de julio a noviembre. Generalmente crece tanto en los bosques de planifolios como de coníferas, eligiendo los terrenos ácidos o neutros preferiblemente arenosos. Se ha extendido por las más diversas regiones. Común en toda España. TIPO DE ENVENENAMlENTO Provoca un envenenamiento de tipo neuro-tóxico grave, similar al producido por la Amanita muscaria y por la Amanita aureola. El tiempo durante el cual la intoxicación permanece latente es corto: desde algo menos de una hora hasta poco más de dos, luego de la ingestión. DIMENSIONES No se puede considerar como una Amanita de grandes proporciones. Generalmente crece en ejemplares esbeltos donde el diámetro del sombrero puede alcanzar los 10 cm, mientras la altura del pie es proporcionalmente mayor.

Nombres vulgares en castellano: Pantera y Falso galipierno; en catalán: Pixacá.

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Se reconoce por el color marrón-gris, marrón-amarillo del sombrero que está recubierto por numerosas escamas blancas, por el anillo sin estrías unido al pie muy bajo y por la volva, diferente de otras especies típicamente acollarada. El sombrero adquiere rápidamente el aspecto aplanado, partiendo de una figura semicircular convexa. La superficie es lisa, de un color que puede llegar al marrón-negro, especialmente en los ejemplares que crecen en montaña; sin embargo no es difícil encontrarla con colores más claros, a veces casi amarillos. El margen es netamente estriado y lleva en la superficie numerosas escamas pequeñas de color blanco puro. Las laminillas son blancas, distanciadas las unas de las otras por lamélulas, atenuándose o casi juntas hacia el pie. El pie lleva un anillo no muy persistente, unido cerca de la base. Hacia ésta se ensancha en un bulbo redondo no muy grande, poco arraigado, sobre el cual se dibujan casi siempre algunos anillos mientras lleva el velo principal que allí se apoya, evidenciando los bordes. La carne es blanca, algo frágil, inmutable, un poco oscura bajo la cutícula del sombrero. Tiene un ligero olor a raíces y su sabor algo dulce.

SE PUEDE CONFUNDIR CON La Amanita rubescens, aquí reproducida, que sin embargo presenta características parecidas, pero diversificadas, tales como la ausencia de estrías en el sombrero, el anillo estriado situado muy arriba y volva separada sobre la base del pie que es turbinado. Tiene la carne que enrojece y las escamas no son de un blanco puro.

Valor gastronomico

VENENOSA Atención : sombrero con margen estriado y anillo bajo en el pie.

Dibujo
EN EL DIBUJO: se pone en evidencia la posición baja del anillo en el pie y el estriado característico en el margen del sombrero. DÓNDE Y CUÍNDO SE PUEDE ENCONTRAR Se trata de una especie bastante común que puede encontrarse durante casi toda la estación micológica, de julio a noviembre Generalmente crece tanto en los bosques de planifolios como de coníferas, eligiendo los terrenos ácidos o neutros preferiblemente arenosos Se ha extendido por las más diversas regiones Común en toda España TIPO DE ENVENENAMlENTO Provoca un envenenamiento de tipo neuro-tóxico grave, similar al producido por la Amanita muscaria y por la Amanita aureola El tiempo durante el cual la intoxicación permanece latente es corto: desde algo menos de una hora hasta poco más de dos, luego de la ingestión DIMENSIONES No se puede considerar como una Amanita de grandes proporciones Generalmente crece en ejemplares esbeltos donde el diámetro del sombrero puede alcanzar los 10 cm, mientras la altura del pie es proporcionalmente mayor

Nombres vulgares en castellano: Pantera y Falso galipierno; en catalán: Pixacá

GUÍA PARA SU DETERMINACIÓN Se reconoce por el color marrón-gris, marrón-amarillo del sombrero que está recubierto por numerosas escamas blancas, por el anillo sin estrías unido al pie muy bajo y por la volva, diferente de otras especies típicamente acollarada El sombrero adquiere rápidamente el aspecto aplanado, partiendo de una figura semicircular convexa La superficie es lisa, de un color que puede llegar al marrón-negro, especialmente en los ejemplares que crecen en montaña; sin embargo no es difícil encontrarla con colores más claros, a veces casi amarillos El margen es netamente estriado y lleva en la superficie numerosas escamas pequeñas de color blanco puro Las laminillas son blancas, distanciadas las unas de las otras por lamélulas, atenuándose o casi juntas hacia el pie El pie lleva un anillo no muy persistente, unido cerca de la base Hacia ésta se ensancha en un bulbo redondo no muy grande, poco arraigado, sobre el cual se dibujan casi siempre algunos anillos mientras lleva el velo principal que allí se apoya, evidenciando los bordes La carne es blanca, algo frágil, inmutable, un poco oscura bajo la cutícula del sombrero Tiene un ligero olor a raíces y su sabor algo dulce

SE PUEDE CONFUNDIR CON La Amanita rubescens, aquí reproducida, que sin embargo presenta características parecidas, pero diversificadas, tales como la ausencia de estrías en el sombrero, el anillo estriado situado muy arriba y volva separada sobre la base del pie que es turbinado Tiene la carne que enrojece y las escamas no son de un blanco puro

Valor gastronomico

VENENOSA Atención : sombrero con margen estriado y anillo bajo en el pie

Dibujo
EN EL DIBUJO: se pone en evidencia la posición baja del anillo en el pie y el estriado característico en el margen del sombrero

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos