Botiquin Del Perro

Medicamento y material imprescindible

Al igual que casi todos los hogares disponen de un armarito en el que se guardan debidamente conservados y ordenados antisépticos de uso externo, gasas, algodón hidrófilo, esparadrapo, pinzas, agujas, jeringuillas, tijeras y pequeño material quirúrgico de primeros auxilios, además de preparados farmacéuticos y medicinas comunes para su utilización inmediata ante alguna herida o pequeño accidente doméstico de los niños o de los adultos que viven en la casa, también los perros que comparten su vida con nosotros han de tener reservado un 'maletín o cajón de primeros auxilios', que sirva asimismo de almacén farmacológico o cosmético de los productos que puedan necesitar.

BOTIQUIN DEL PERRO

Es evidente que la mayoría de los preparados caninos, a excepción de las vacunas, son específicos de medicina humana, adecuados respecto a posología o dosificación al peso vivo del animal en relación con el de las personas. Por esta razón, suelen inconscientemente mezclarse fármacos y preparados desinfectantes en los mismos lugares usándolos alternativamente para quien los necesite, sea hombre o perro. No es nada conveniente y desde luego totalmente desaconsejable, esta 'promiscuidad' ya que tanto el utillaje como los compuestos, aún estando debidamente limpios, que se emplean en el animalito, no han de usarse en niños o adultos por el más elemental principio higiénico más que por un hipotético contagio. Además, este botiquín canino estará bien guardado en un lugar inaccesible para los pequeños y las personas inadvertidas, así como conveniente rotulado, etiquetado y señalado con textos, así como figuras o dibujos alusivos a su función.


Relación de utensilios aconsejables

Tijeras afiladas de punta curvada idem de costura, pinzas normales y hemostáticas, mango y hojas selladas de bisturí, cuerda de goma maciza para torniquetes, rollos de esparadrapo, vendas de gasa estéril, maderas para entablillado, agujas y jeringuillas para inyecciones intramusculares o subcutáneas, etc.

Todas estas piezas estarán en estado de uso inmediato, bien limpias o esterilizada.


Cosméticos, antisépticos y medicamentos

Desde las lecciones bactericidas y antiparasitarias de uso diario hasta los 'collares insecticidas', de repuesto, pasando por los comprimidos tenicidas que se emplean trimestralmente en la profilaxis de posibles endoparasitosis, así como el agua oxigenada, el jabón líquido o la solución de mercurocromo y de tintura de yodo, tienen que ser almacenados con su nombre bien visible e indicando las dósis de utilización. Las frecuentes heridas que sufren los perros 'peleones' o la posibilidad de que pueda surgir una lesión externa, aconseja también la previsión de pomadas cicatrizantes de tipo cicatral sulfamidas y antibióticos contra gastroenteritis o diarreas asi como jarabes vomitivos y supositorios termifugos o antiinflamatorios deben ser los fármacos usuales que mantendremos para hacer frente a una posible eventualidad.

En cualquier ocasión se consultará con el veterinano antes de administrar medicamento alguno y han de observarse las fechas de caducidad de los compuestos para no usarlos fuera de su período 16gico de actividad.

Además del estado de los específicos se procurará cerrar herméticamente los frascos de alcohol, agua oxigenada y otros desinfectantes de uso externo, limpiando el exterior y la rosca del tapón para evitar la solidificación enventual del producto que impide una cómoda utilización posterior.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos