Plantas de Acuario: Salvinia

PLANTAS DE ACUARIO
Salvinia (Salvinia sp.)


Descripción y origen

Preciosas y delicadas plantas flotantes pertenecientes al grupo de las criptógamas vasculares o vegetales, con raíz, tallo y hojas, pero que carecen de órganos florales y se reproducen por esporas y vegetativamente .

PLANTAS DE ACUARIO: SALVINIA

También llamados 'helechitos de agua', estos vegetales acuáticos, suelen constar de tres hojas verticiladas que a simple vista más bien parecen dos hojitas opuestas de hasta 15 cm de longitud, ya que la tercera se transforma en un órgano globular sumergido inmediatamente bajo el agua, del que parten multitud de ramillas con apariencia de auténticas raíces. Los dos foliolos opuestos tienen la superficie aérea finamente rugosa para favorecer la retención de aire.

El género Salvinia comprende unas pocas especies muy similares propias de aguas dulces, quietas, templadas o subtropicales, excepto Salvinia natans, que puede encontrarse en charcas perennes, lagos y estanques de países europeos como España, en donde también ha prosperado Salvinia rotundifolia que, sin embargo, no puede considerarse autóctona, sino introducida y aclimatada desde lugares húmedos de Aménca Central y del Sur.


Reproducción

Debajo de las frondas e inmediatamente suspendidas bajo el agua de los finos tallitos, se encuentran los esporocarpos, con macrosporangios y microsporangios separadamente, de forma esferoidal y cubiertos de pelillos.

La reproducción vegetativa, muy frecuente en estas plantas, permite la proliferación rápida de las salvinias, que si gozan de las condiciones óptimas, pueden cubrir completamente, en poco tiempo, la superficie de las láminas acuáticas en donde viven.


Condiciones de mantenimiento

Muy adecuadas para grandes tanques e incluso para acuarios 'de cría', pueden ser mantenidas en climas benignos en estanques al exterior durante todo el año, o solamente en los meses cálidos recogiendo suficientes plantitas, que serán protegidas en invierno en recipientes atemperados en interiores.

Tienen pocas exigencias respecto a las características fisicoquímicas del agua, pues, aunque prefieran medios neutros, toleran pH entre 6 y 8. La dureza, escasa o media, puede oscilar, asimismo, entre amplios valores 6-25 DH. Necesitan buena riqueza en materiales nutritivos y minerales, si bien, no prosperan en aguas putrefactas. La temperatura óptima se sitúa en valores medios entre 15-28 C, y es preciso que reciban una iluminación media-intensa, pero no excesiva, pues ésta puede 'quemar' las delicadas salvinias.

Los acuarios instalados con agua nueva son poco adecuados para mantener y reproducir estas plantitas, que curiosamente pueden proliferar de forma casi mágica en nuestros recipientes y de pronto, sin razón aparente, comenzar a marchitarse, deprimirse y morir desapareciendo en poco tiempo.


Utilización

Muy útiles en todo tipo de acuarios son buscadas para tanques de cría o 'engorde de alevines' por su aptitud como 'criadoras de infusorios'. En asociación con riccia puede originar tapices flotantes que atenúan la iluminación y favorecen la formación de los 'nidos de espuma' tan característicos de los anabántidos.

Por otra parte si tenemos varios acuarios, es muy útil distribuir estos 'helechitos' en todos e incluso, si es posible, regalar parte de la 'cosecha' a otros aficionados para evitar el problema de quedarnos sin salvinia caso de tener una racha de marchitamientos, tan frecuente en esta especie.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos