Plantas de Acuario: Ludwigia

PLANTAS DE ACUARIO
(Ludwigia palustris)


Descripción y origen

Muy utilizado en acuariofilia, el género Ludwigia comprende algo más de quince especies clasificadas por los botánicos en la familia de las Enoteráceas, que engloba plantas herbáceas con hojas opuestas a lo largo del tallo, excepto en la zona basal, en la que pueden agruparse en roseta.

PLANTAS DE ACUARIO: LUDWIGIA

Las flores suelen tener cáliz y corola completos, distribuyéndose en verticilos que contienen un número par de órganos sexuales.

La especie palustris se caracteriza por su porte medio, hojas ovales, pecioladas alternas o también opuestas, lisas, verdes oscuras muy rillantes. La inflorescencia amarillenta o blanco verdosa sólo se produce en condiciones óptimas.

Estas plantas, originarias de las zonas húmedas templadas de Europa del Norte crecen semisumergidas durante alguna etapa de su vida, pero no viven prolongadamente como subacuáticas totales.

Otras pr6ximas, también empleadas para la decoración vegetal de los acuarios, se distribuyen prácticamente por todo el mundo.


Condiciones de mantenimiento

Esta preciosa y resistente planta necesita frecuentes períodos de emersión fuera de la superficie del agua, creciendo muy bien en suelos espesos, arenosos, no excesivamente abonados. El agua, atemperada entre 16-25º C, ha de ser preferiblemente neutra, pH: 6,5 a 7,5, de dureza media o media baja: 10-18ºDH.

Necesita luz abundante, no muy proxima al nivel del agua, para favorecer el crecimiento 'al aire' de los tallos, que casi ansiosamente tienden a salir del líquido elemento.

Reproducción

La obtención de plantas a través de las semillas producidas en condiciones favorables por los órganos florales del propio vegetal no suele considerarse, salvo por aficionados estudiosos, un método conveniente para la multiplicación de las 'Ludwigias'.

Por el contrario, la práctica del esquejado, reproducción vegetativa, permite la obtención rápida de un gran número de plantas, que pueden repoblar nuestros acuarios alcanzando tallas superiores a los 30 cm en corto tiempo. Las 'plantas' 'madre' se sitúan en macetas o fondos espesos, compuestos por una mezcla homogénea de arena, tierra de brezo, tierra de jardín y limo o arcilla de río.

Estos vegetales se mantienen sumergidos 20 ó 25 cm, permitiendo que los brotes terminales sobresalgan del agua otro tanto. Por debajo de los nudos, en que nacen las hojas, se cortan limpiamente los esquejes de 12 a 15 cm de longitud, que se plantan en manojos.

De cuando en cuando pueden colocarse estas plantas totalmente sumergidas durante dos o tres meses como máximo.

Por las zonas 'de corte' suelen rebrotar varios esquejes no tan robustos como el primero terminal.

Mediante esta práctica se puede hacer 'ensanchar' la mancha de 'L. Palustris', sin necesidad de plantar otros ejemplares alrededor.


Utilización

Su carácter ornamental y la larga conservación de estas plantas, siempre que se les permitan períodos aéreos, la rinde sumamente popular y apreciada por todos los acuariófilos. Entre piedras en planos medios o en masas espesas de rincones y fondos, se adapta maravillosamente en tanques de buen tamaño perfectamente equipados.

No debe emplearse en ambientes cálidos, por encima de 25ºC, ni en pequeños 'acuarios de cría'.


Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos