Mosca Del Vinagre

Nombre: Drosophila melanogaster


Descripción y biología

Pequeño insecto díptero perteneciente a la familia de los Drosofílidos, que no suele sobrepasar los 4 mm de longitud. Parece una mosca doméstica en miniatura con colores rojizos y abdomen muchas veces mielado. La enorme variabilidad genética de este insecto, su facilidad de mantenimiento y reproducción, así como el enorme número de generaciones que pueden obtenerse en tiempos relativamente cortos, debido a la brevedad de su ciclo biológico, le han convertido en típico animal de laboratorio muy útil para biólogos y genetistas con una multiplicidad de formas obtenidas por mutación: variedad de ojos melocotón, de alas rudimentarias, de ojos blancos, etc.

MOSCA DEL VINAGRE

Como cualquier otro representante del Orden Díptera, son insectos de metamortosis complicada, que atraviesan a lo largo de su vida cuatro fases diferentes principales: imago o insecto adulto, huevo, larva y pupa. El adulto es la clásica mosquita, generalmente de ojos redondos rojos y pequeño tamaño. El huevo, alargado, blancuzco, de dimensiones diminutas, da origen a la larva, que recuerda un pequeño gusanito blancuzco. Llegada a su máximo desarrollo, la larva se transforma en pupa, estado de reposo exterior aparente, durante el que se va conformando el futuro adulto en el interior de un estuche en forma de barrilete de color pardo mielado. En óptimas condiciones ambientales de 25 C de temperatura y 80 por 100 de humedad relativa, y con alimento abundante, se cierra el ciclo biológico en un mes escaso.


Cría artificial

Muy sencilla, sólo requiere algunos recipientes de vidrio: tubos o botellas tapados con algodón cubierto de gasa y que contengan una pasta nutritiva, que puede variar según las distintas fórmulas, pero que contiene, básicamente, agar disuelto en agua caliente sobre el que se homogeneizan: harina de maíz, germen de trigo, levadura de cerveza y una pequeña cantidad de ácido ascórbico. Esta pasta semilíquida se vierte en poca cantidad sobre los recipientes limpios de vidrio, de forma que la altura del medio nutritivo no sobrepase los dos dedos en el interior del frasco. Se deja solidificar y enfriar a temperatura ambiente y está lista para recibir algunos adultos, que iniciarán rápidamente la
reproducción. Cuando aparezcan al cabo de pocas semanas los adultos de la generación siguiente, se pasarán algunos a otro recipiente, utilizando el resto y dejando otros pocos en el antiguo tubo hasta que se agote o estropee el medio de cultivo. Las drosophilas pueden obtenerse en los departamentos de genética o biología de las universidades, pero también podrán ser recogidas de la naturaleza sobre
frutas podridas, colocando un platito de vinagre cerca de la ventana o en el desván. Existe una mutación incapaz de volar, idónea para los acuarófilos, llamada 'forma de alas vestigiales'.


Manejo y utilización

Larvas y adultos son muy apreciados por la casi totalidad de peces tropicales, pero la movilidad de las mosquitas pueden hacer que el aficionado poco habituado a criar este 'alimento vivo' calcule mal y libere los insectos en vez de dárselos a sus peces.

Los adultos pueden manejarse bien si se introduce el frasco que los contiene en el frigorífico durante cinco minutos. Después se vuelca el contenido sobre el acuario y se tapa éste con un cristal.

La mutación incapaz de volar es más adecuada, pues sobrenadan la superficie del agua hasta que son devoradas, impidiendo la escapatoria de estos inofensivos insectos.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos