Lentejas de Agua

Lemna sp. Familia Lemnáceas


Descripción y origen

Los vegetales que conforman esta familia botánica son plantas acuáticas libres, que viven flotantes, sin anclarse en los lechos fangosos, turbosos o arenosos de lagos y otras zonas húmedas, estancadas o fluviales de curso muy lento. Están conformadas por una diminuta lámina verdosa o verde amarillenta, cuya parte inferior, en contacto con el agua lleva una o varias raicillas diminutas, filiformes, simplificadas en auténticos rizoides que llevan una cubierta protectora en su extremo. Son vegetales perennes, transformados en organismos muy reducidos cuyas primitivas raicillas, bastante cortas, se internan en el agua que sobrenada la parte verde, obteniendo las sustancias minerales y orgánicas requeridas para su sustento. La falsa hoja aparente de las Lemnáceas es en realidad una especie de mezcla transformada, de tallo reducido a su mínima expresión, o inexistente, que tiene forma ovalada lenticular y bastante aplanada.

LENTEJAS DE AGUA

La familia está constituida por plantas acuáticas muy primitivas, consideradas como las fanerógamas más pequeñas y se distribuyen en casi todas las aguas dulces estancadas o poco movidas de casi todas las zonas templadas, subtropicales y tropicales del globo terráqueo. En España se citan dos especies que pueden encontrarse en charcos y estanques: Lemna minor y Lemna polirrhiza, que forman auténticos
tapices verdes sobre las aguas quietas o cenagosas, perteneciendo al género Lemna conocido vulgarmente por Lenteja de agua.


Reproducción

Aunque pueden poseer órganos florales muy simples y de tamaño reducidísimo, la forma habitual de perpetuación de la especie es la reproducción vegetativa por gemación que, en síntesis, puede explicarse muy burdamente como la formación de brotes diminutos semejantes a la planta madre que se separan, originando reproducciones perfectas del vegetal primitivo, llegando a formar espesas alfombras verdes.


Condiciones de mantenimiento

Habituadas a sobrevivir soportando cambios climáticos propios de áreas continentales, no padecen en acuarios cuyas temperaturas oscilan entre 10-15 C y 20-30 C. Necesitan luz abundante durante doce o catorce horas diarias, como mínimo, y superficies tranquilas, con poco movimiento y nunca 'corrientes'.

Carece de preferencias en cuanto a pH y dureza de las aguas, soportando niveles muy altos la ausencia de filtros muy violentos que provoquen un movimiento fuerte del agua, pero puede conseguirse en recipientes sin ningún tipo de aireador, ni filtro con agua detenida a condición de que reciban suficiente luz natural o de rampa luminosa completa.

En los estanques al aire libre suelen desarrollarse con suma rapidez, 'cerrando' la superficie libre por lo que deben ser periódicamente eliminadas, recogiéndolas en superficie con una red o llenando la alberca hasta hacer rebasar la capa superficial con la que 'caerán las lentejas de agua'.


Utilización

Su abundancia en las áreas naturales hace que estas plantas no sean demasiado apreciadas por los aficionados, pero son muy útiles para la alimentación de peces rojos de 'agua fría' y especies afines, así como para tamizar la luz en los tanques tropicales que requieren esta suave iluminación.

Se muestran francamente útiles asociadas con riccias y salvinias como auxiliares para la reproducción de anabántidos, sirviendo de soportes para los 'nidos de espuma'.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos