Un Leon Como Mascota

Nombre: Panthera leo
Familia: Félidos.
Orden: Carnívoros.
Clase: Mamíferos


El poderoso carnicero
Llamado secularmente rey de la selva por su porte altivo y su indudable fiereza el león puede alcanzar un peso cercano al cuarto de tonelada, con una longitud total superior a los 2 metros y medio y una alzada, a la cruz, alrededor de los 120 cm. Los machos adultos, más grandes que las hembras, ostentan una espesa melena dorada castaña o negra, según las razas; el resto del cuerpo es de color arena, más o menos trigueño, mientras que los cachorros presentan un moteado característico que se desvanece con la edad. El extremo de la cola, la articulación de los 'codos' e incluso la parte inferior del abdomen, ostentan formaciones pilosas de color, densidad e intensidad variables. Generalmente polígamos, los machos dominantes pueden aparearse con varias hembras, que tras una gestación de unos ciento diez días paren entre dos y cinco cachorros, que nacen ciegos.

UN LEON COMO MASCOTA? LEON

Este impresionante félido vive libre en las sabanas y regiones abiertas cercanas a masas arbóreas del continente africano. Del león asiático sólo resta una ridícula y depauperada población en el
'bosque de Gir', mantenida con reses domésticas y condenada a una extinción casi segura.


Un león como mascota
Moda, extravagancia u originalidad han impulsado en la actualidad la tenencia de cachorros de león como si fueran animalitos domésticos. La pasión por los animales unida a la relativa facilidad de adquisición de los leoncitos en circos, zoológicos privados y 'safaris-park' ha permitido adoptar las pequeñas fieras como si de perros se tratase. Indudablemente, el poseedor de esta fiera-mascota debe disponer de una casa de campo rodeada de un jardín muy amplio, seguramente vallado y en muchos países habrá de recabar los permisos pertinentes de las autoridades municipales o estatales. En la mayoría de las legislaciones sólo se permite la tenencia de fieras salvajes hasta los ocho-doce meses de edad y bajo unas condiciones severas de seguridad: jaulones sólidos en fincas rodeadas por altas rejas, etc.

Mantenimiento
No aconsejamos, en absoluto, la adopción de una de estas 'mascotas', salvo a profesionales y aun así, en condiciones muy estrictas y restringidas. Un león desde los ocho meses requerirá hasta 30-35 kg de carne fresca diariamente o un poco menos, cocinada con verduras, pienso compuesto y arroz. Ha de tener dos jaulas comunicadas, que permitan efectuar la limpieza diaria del recinto con agua a presión y zotal u otro desinfectante similar. La jaula debe ser amplia, de barrotes gruesos y fuertes, o bien, puede prepararse un hábitat parecido al de los zoológicos modernos, que resulte completamente infranqueable para el león.

Deben disponer de espacios amplios donde poder ejercitarse, solos o con su cuidador, que tengan algún tronco de árbol cortado para que puedan utilizarlo como arañadero y siempre dispondrán de agua abundante y limpia para beber, siendo muy aconsejable también que puedan bañarse a voluntad.

Debe estar protegido del viento y del frío, sobre todo durante el invierno, y nunca, nunca, debe olvidarse que, sin mala intención, una 'caricia' brusca del animal puede originar en un hombre lesiones mortales. No, creemos que no es normal tener un león como mascota.


Enfermedades
En climas templados continentales estos poderosos felinos pueden sufrir diversas afecciones pulmonares, intestinales e incluso reumáticas, imputables a las humedades y fríos invernales.