Pony

Nombre: Equus caballus
Familia: Equidos.
Orden: Perisodáctilos.
Clase: Mamíferos


Descripción y origen
Bajo esta denominación podemos clasificar desde el pequeño Shetland, con una alzada a la cruz de 90 cm, hasta el vigoroso Galés de 135 cm o los Escoceses de una altura cercana a los 142 cm. Se conocen en la actualidad, y como tales están registrados, más de cincuenta razas caballares diferentes que son 'ponys'. La condición es muy simple, todos los caballos que en su máximo desarrollo y edad adulta tengan una alzada o altura a la 'cruz' igual o inferior a 142 cm, reciben este simpático nombre.

PONY

Por esta causa, es difícil establecer descripciones generales, ya que los estándares son muy diversos, pero podemos generalizar, quizá excesivamente, definiéndolos como caballos de talla reducida con formas y capas muy diversas, generalmente robustos y resistentes que suelen ser muy aptos para la silla y particularmente adecuados para los niños.


Longevidad
Muy variable, según las razas, supera fácilmente los veinte años, citándose ejemplares de treinta y cinco y hasta cuarenta, todavía aptos para pasear con sus jóvenes amos. La vida media puede
establecerse en veinticinco años.


Alojamiento
Requiere un pequeño 'establo-caballeriza', dotado de paja y comedero elevado que se mantenga abrigado y seco, si bien, algunos tipos pueden vivir permanentemente a la interperie en praderas más o menos extensas.


Alimentación
En semilibertad, suelen consumir pastos ricos (festuca, raygrass, etc.) que deben complementarse con heno, cebada y otros preparados que son comunes a todos los caballos.
Las zanahorias y manzanas, son auténticos manjares que no deben prodigarse más que como 'premio' para no 'malacostumbrar' al animal.


Carácter y comportamiento
Los ponys utilizados como animales de silla, suelen ser razas o cruces con caracteres dulces, pacientes y bondadosos. A menudo sensibles y dotados de gran memoria, pueden encariñarse lenta, pero muy profundamente, con sus amos y cuidadores, que deben hacer gala de toda su paciencia y bondad, sin abandonar la firmeza para 'ahormar' el caballo al amo.


Cuidados diarios
Los normales en todos los caballos: limpieza escrupulosa de la cuadra, renovando la paja que hace de cama, administración de alimentos y agua fresca y cepillado cuidadoso de la capa. Deben ser paseados o dejados libres unas cuantas horas diarias.


Reproducción

Análoga a todos los caballos. Tras once meses de gestación, la hembra pare un potrillo que camina a las pocas horas de vida aunque dependa de su madre que ha de amamantarlo.
A los cuatro años ya puede considerarse un joven adulto y deja de llamarse potro.


Enfermedades
Además de la larga lista de afecciones que pueden aquejar a nuestros caballos y de las vacunaciones preventivas pertinentes, los resfriados por negligencia en los cuidados tras la monta y las
heridas de los cascos suelen ser las dolencias más comunes del pony.

El estado de las herraduras y de las patas, así como la eventual presencia de parásitos requieren diariamente una inspección. Orejas, boca e ijares, también deben ser examinados con la máxima
atención en evitación de afecciones dérmicas o colonizaciones de ácaros e insectos.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos