Nutrias

Nombre: Lutra sp., Pteronura brasiliensis, etc.
Familia: Mustélidos.
Orden: Carnívoros.
Clase: Mamíferos

Descripción y origen
Todas las especies conocidas comúnmente como nutrias presentan morfología y costumbres similares, a excepción de Enhydra lutris, cuyos hábitos marinos y área de dispersión la convierten en una rareza sometida a las más estrictas normas proteccionistas.

NUTRIAS

La nutria europea llega a tener una longitud total de 150 cm, con un peso superior a los 10 kg. La gigante sudamericana o brasileña puede alcanzar los 2 m, siendo su cola sensiblemente aplanada en los costados. Todas las especies tienen cabeza aplanada, con hocico corto, ancho, trufa bien marcada, ojos grandes y orejas muy pequeñas y perfil perfectamente aerodinámico. El cuello, ancho, robusto, no demasiado largo, se une casi sin solución de discontinuidad con el cuerpo alargado, flexible y perfectamente musculado. Las extremidades anteriores, cortas pero fuertes, están dotadas, generalmente, de garras poderosas; el par posterior más grande tiene los dedos unidos por membranas interdigitales, aptas para la natación. La cola, muy robusta, es gruesa en la base y se afina progresivamente hacia el extremo. Suelen poseer glándulas olorosas, situadas en la región anal. El pelaje, formado por una capa de longitud media, de textura dura y color pardo grisáceo, protege un subpelo denso, apretado e impermeable, de color marrón oscuro. Los bigotes, hirsutos, de color blanco, que adornan su hocico, completan la simpática figura de este animal juguetón, desgraciadamente perseguido por la calidad de su piel.

Las diferentes especies viven en medios acuáticos de Brasil, Eurasia o Alaska, teniendo representantes africanos, como la original Aonyx capensis, por lo que pueden considerarse habitantes del mundo, con la excepción de Australia y Madagascar.

Longevidad
Muy variable de una a otra especie, puede alcanzar cifras que oscilan entre doce y veinte años.


Alojamiento
Un recinto rocoso o con suelo de cemento, de 8 ó 10 m2 al pie de un lago artificial de agua limpia, corriente, lo más grande posible, al menos doble que la parcela 'seca', será suficiente como zona de parque para un ejemplar aislado o una hembra con sus cachorros.


Alimentación
Pescados frescos: truchas, anguilas, carpas, barbos, etc., así como sardinas, jureles y pescadillas, que serán complementados con cangrejos de río, mejillones y ranas.


Carácter y comportamiento
Los adultos son huraños y solitarios, uniéndose solamente durante el período de celo, pero las hembras, con sus cachorros y los ejemplares jóvenes, son cordiales, juguetones y sociables.


Cuidados diarios
Además de las lógicas medidas de higiene, sanidad y del suministro de alimento, resulta fundamental mantener el agua del estanque en perfecto estado.


Reproducción
Generalmente durante la primavera, pero también en cualquier época del año puede producirse el apareamiento, casi siempre en el agua. En jaulas o habitáculos contiguos se sitúan los ejemplares a criar hasta que se observen aproximaciones mutuas y caricias evidentes. Tras la cópula se separa la hembra, que a los dos meses cumplidos parirá entre dos y cuatro pequeños en el refugio o madriguera, donde permanecen hasta los dos meses de edad.


Enfermedades
El alejamiento del agua, la imposibilidad de nadar en evoluciones prolongadas y una dieta pobre en pescado e invertebrados, pueden originar alteraciones respiratorias e instestinales de difícil
tratamiento.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos