Monito Verde

Nombre: CercoPithecus talapoin
Familia: Cercopitécidos.
Orden: Primates.
Clase: Mamíferos


Descripción y origen
Este precioso y simpático monito mal llamado tití verde, llega a medir unos 65 a 70 cm de longitud, de los que más de la mitad corresponden a la larga cola. La cabeza, pequeña y fina, presenta unos ojos muy vivos y un aspecto vagamente humano que refuerza su movilidad y mímica extraordinarias. Tras el cuello fino se encuentra el tórax delgado, pero fuerte y bien construido, al
que sigue una cintura breve y elástica que da paso a la pelvis y las patas traseras.

MONITO VERDE

La cola, de nacimiento alto es larga, flexible y muy móvil, constituyendo casi otro miembro funcional. Las
extremidades anteriores y posteriores son largas aunque no en exceso, terminando, respectivamente, en manos y pies con facultad prensora y uñas pequeñas, pero perfectamente formadas.
Viven salvajes en selvas y zonas abiertas de Africa Central en grupos de 10 a 20 individuos que, en determinadas circunstancias, pueden ser más numerosos. Se alimentan de frutas, semillas, sustancias vegetales, huevos de aves insectos y lombrices, no desdeñando algún pajarillo, si tienen la oportunidad de capturarlo. Más pacíficos y dulces que otras hordas de primates no dejan, sin embargo, de constituir sociedades bastante jerarquizadas, dominadas por uno o varios machos adultos. El pelaje de los pequeñuelos y sus actitudes mímicas inhiben la agresividad de los adultos que toleran de los cachorros toda clase de tropelías.


Longevidad
Entre veinticuatro y veintisiete años.


Alojamiento
Como animal de compañía puede vivir semilibre en una percha robusta, sujeto por una cadena fina, pero fuerte, que se ata a un cinturón especial. De esta forma se le puede trasladar a diferentes lugares y por la noche, o en ausencia de sus amos, se le confinará en un jaulón de 50 cm de largo por 50 cm de ancho por 80 cm de altura como dimensiones mínimas, dotado de bebedero, comedero y un tronco fuerte como posadero.


Alimentación
Omnívora y variada será básicamente de semillas de girasol, cacahuetes, plátanos, manzanas, peras, arroz hervido, huevos crudos de codorniz, y, de tarde en tarde, algo de carne picada. Siempre tendrá a su disposición agua limpia y fresca.

Carácter y comportamiento
Pícaros, listos, traviesos, extraordinariamente activos y a veces deliberadamente malignos, se encariñan de forma morbosa con su amo, que debe tener un tacto exquisito en el adiestramiento, sin perder la autoridad, pero no provocando venganzas de tan sensible animalito. De igual forma que adoran a su amo pueden tener fobias por algún niño de la casa o la vecindad, al que intentarán demostrar su odio incluso con agresiones. Son unos huéspedes deliciosos a los que no debemos nunca subestimar y que siempre han de estar bajo control de su cuidador o encerrados en jaulones con candados a prueba de sus habilidades manuales.


Cuidados diarios
Requieren escrupulosa higiene de jaulón y percha y un suave cepillado al que corresponden 'espulgando' a sus amos queridos.


Reproducción
En grandes jaulas no presenta mayor inconveniente el acoplamiento de una pareja. Las hembras tienen un celo al mes y la gestación dura unos siete meses, tras los que la monita da a luz a un
pequeño cachorro que defiende agresivamente.


Enfermedades
Bastante fuertes, suelen ser propensos a catarros y afecciones intestinales.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos