Mariposa Hoja Seca

Nombre: Gastropacha quercifolia

Familia: Lasiocámpidos.
Orden: Lepidópteros.
Clase: Insectos

Descripción y distribución
Este lepidóptero, cuyos adultos tienen costumbres nocturnas o crepusculares, presenta a lo largo de su vida varios estados morfológicos totalmente diferentes.

MARIPOSA HOJA SECA

El imago, adulto o insecto pertecto, es una clásica 'palomilla' de noche con buen tamaño que puede sobrepasar los 5 cm de envergadura alar. El cuerpo es ligeramente piloso, de color castano ferruginoso, con tórax y abdomen muy evidentes. La parte superior de las alas correspondiente al primer par tiene la misma coloración base que el cuerpo, matizada por tres líneas zigzagueantes bastante oscuras. El par posterior, algo menos intenso, lleva una banda un poco más oscura, limitada por otras dos líneas que parecen continuar las más externas de las alas anteriores. Machos y hembras se diferencian por el abdomen más fino y alargado, así como el menor tamaño de los machos.

Los huevos, que suelen estar agrupados en bloques de cinco o seis, son casi esféricos, de color verde claro, con una banda oscura recién puestos y viran a tonalidades más oscuras al cabo del tiempo. Las larvas atraviesan diferentes mudas, correspondientes a sus etapas de crecimiento, pero a partir del tercer estadio son de color pardo rojizo, algo aplanadas, con algunos tubérculos o verrugas en los costados y cubiertas de pilosidades negras y amarillo anaranjadas.

Terminado el período larvario, se produce la crisalidación, protegida por un capullo pardusco entre la fronda de los árboles, que le sirven de sustento. La crisálida es marrón negruzca, presentando el aspecto de 'momia', tan característico en estos insectos.

Vive en las masas forestales de Europa y Asia hasta China y Japón, entre la fronda de robles, encinas árboles frutales y diversas especies del género Prunus. Tiene dos generaciones anuales, cuyos vuelos (vida de los adultos) se producen en junio-julio y en agosto-septiembre, respectivamente. La segunda generación origina orugas, que invernan al llegar a la tercera muda, quedando en estado de diapausia hasta el año siguiente.


Mantenimiento en cautividad
La apariencia de esta mariposa cuando está en reposo es la de una hoja seca de color marrón, y no resulta infrecuente poder capturar alguna hembra que tal vez deposite sus huevos, a través de los que podremos iniciar el mantenimiento 'artiticial' del insecto. Desde el punto de vista didáctico o como simples coleccionistas, la tarea es muy gratificante. En una cajita de madera grande o un insectario de 40 cm de longitud por otros tantos de anchura y alrededor de 60 cm de altura se introducirán diariamente ramas trescas de las especies sobre las que se alimenta, una vez nacidas las oruguitas.

Estas devoran rápidamente las hojas de los vegetales, sobre todo durante la noche, y crecen muy deprisa. Si la hembra capturada provenía de la segunda generación anual, a partir del mes de octubre, a la temperatura ambiente, se paraliza la actividad de las larvas, que se refugian entre las cortezas para pasar el invierno. Es conveniente facilitarles masas de turba seca donde albergarse y no exponer los animalitos a temperaturas muy bajas, pero tampoco altas. Entre 6 y 10 ºC son límites muy aceptables. Si las orugas son de pnmera generación, crisalidan y dan origen a los adultos, que, después de estirar sus alas, están listos para el apareamiento y viven pocos dlas.

Si la finalidad de la cría es obtener ejemplares perfectos con destino a colecciones entomológicas, se liberarán los adultos que no necesitemos para contribuir a la perpetuación de la especie.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos