Mariposa Canaria de La Col

Nombre: Pieris cheiranthi
Familia: Piéridos.
Orden: Lepidópteros.
Clase: Insectos


Descripción y origen
Insecto de ' metamorfosis' complicada, atraviesa por cuatro fases muy diterentes morfológica y fisiológicamente. El adulto es una típica mariposa diurna de cuerpo estrecho con amplias alas cuya envergadura máxima, oscila entre 5,5 y 6 cm. La cabeza pequeña, presenta ojos esferoidales bien visibles y largas antenas muy finas de 11 ó 12 mm de longitud, terminadas en un abultamiento mazudo característico. El tórax estrecho, cubierto de pelillos oscuros en su parte dorsal, soporta tres pares de patas funcionales y los dos pares de alas. El abdomen grisáceo se tiñe de amarillo verdoso con franjas más oscuras, que separan los segmentos.

MARIPOSA CANARIA DE LA COL

El dimorfismo sexual se evidencia en la coloración alar. Los machos tienen las alas anteriores de color blanco en su cara superior con una mancha negra que bordea la punta o ápice. La parte inferior o reverso tiene el ápice amarillento y una franja negra correspondiente a dos manchas discales unidas. El par posterior blanco en su parte superior, sólo tiene una pequena mancha costal negruzca y el envés presenta tonalidad amarillo-parduzca. Las hembras ostentan dibujos más brillantes y coloreados, mientras las alas anteriores en la parte superior están tachonadas con las manchas negras, que en sus compañeros sólo aparecían en el lado inferior.

La puesta suele presentarse en grupos de huevos amarillo-anaranjados con forma de barrilete y estrías visibles a la lupa.

La oruga que atraviesa por varias mudas hasta alcanzar su máximo desarrollo, en alargada con pelillos cortos y color verde mezclado con amarillo sobre el que se presentan manchas y motas negras.

La crisálida, desnuda, no hace capullo y se sujeta verticalmente a paredes y troncos de árboles por un cinturon sedoso y un punto pegajoso del cremaster correspondiente al extremo del abdomen.

Viven en los campos, lugares herbosos y jardines de las islas Canarias, pudiendo presentar varias generaciones anuales.

Longevidad
Muy variable según las condiciones climáticas, como cifras orientativas se pueden considerar las siguientes: Adulto: quince-treinta días. Huevo, embrión: seis-doce días. Larva, oruga: treinta-cuarenta y cinco días. Crisálida: doce-cuarenta y cinco días.


Alojamiento
Un pequeño insectario de 2 ó 3 m3 de capacidad, puede ser suficiente para cerrar el ciclo del insecto, siempre que tenga abundantes vegetales de los que constituyen su dieta y la temperatura se mantendrá entre 22-28 C, con iluminación 'de invernadero' o rampa luminosa durante catorce-dieciséis horas diarias, con una humedad relativa del 60 al 80 por 100.


Alimentación
Se nutre durante el período larvario de crucíferas variadas y de una planta ornamental muy común llamada capuchina (Tropaeolum sp). También efectúa la puesta sobre las mismas plantas.


Reproducción
Tras el vuelo y apareamiento de los adultos, las hembras dejan sus huevos sobre las capuchinas, coles y otros vegetales, lo que permite cerrar completamente el ciclo biológico.


Enfermedades
Las orugas recolectadas en la naturaleza pueden estar parasitadas por una especie de diminutas avispillas (Apanteles sp), que emergen del interior de la destrozada larva. Poliedrosis y granulosis,
se muestran afecciones epidémicas graves que, causan una elevada mortalidad en los ejemplares cautivos.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos