Mapache

Nombre: Procyon lotor
Familia: Prociónidos.
Orden: Carnivoro.
Clase: Mamíferos

Descripción y origen
Llamado también 'osito lavador', este mamífero suele medir entre 70 u 80 cm de longitud, con un peso medio de 7 a 11 kg, aunque ejemplares excepcionales alcancen un máximo de 18 a 20. La cabeza, cónica, con fino hocico y cráneo redondeado, tiene mandíbulas fuertes, con buena dentadura. Los ojos son almendrados, pequeños, oscuros y brillantes, situándose bastante próximos entre sí.

MAPACHE

Las orejas son cortas, erectas y terminadas en curva. El cuerpo, rechoncho y macizo, está provisto de una capa hirsuta muy densa. El par posterior, más largo que las extremidades anteriores, tiene muslos anchos y musculados. Los dedos son largos, fuertes, muy móviles y dotados de garras bastante largas. La cola, espesa y peluda, tiene color negro y pardo claro anillado, que, junto con el antifaz de la cara, caracterizan esta curiosa especie animal.

Viven libres en grandes áreas de Norteamérica y Centroamérica, preferentemente en bosques, cerca del agua, pero también en zonas incultas cercanas a labrantíos e incluso en viviendas rurales abandonadas, viejos gallineros, etc., teniendo hábitos esencialmente nocturnos.


Longevidad
Once-doce años.


Alojamiento
Necesita un jaulón amplio, protegido en parte, dotado con malla muy fuerte de dimensiones regulares mínimas, no inferiores a los dos metros de longitud, por un metro de anchura, por metro y medio de altura.

En el suelo debe disponerse una pileta con la superficie 'a ras', que esté siempre llena de agua corriente. La zona de juegos y el 'dormitorio' estará un poco más elevada, debiendo permanecer limpia y seca. Un gran tronco, hueco, de árbol proporcionará el alojamiento del animalito.


Alimentación
Omnívora, ha de incluir carne, pescado, huevos, patatas, arroz, zanahorias, maíz en mazorcas pan, etc. Ha de señalarse el hábito que, esta especie tiene para comer remonjando previamente el alimento de forma repetida y casi mecánica, por lo que será necesario dotarles de una pileta de agua corriente.


Carácter y comportamiento
Curiosos, juguetones, adaptables y destrozones en cautividad, no son mascotas frecuentes debido, en parte, a los estropicios que ocasionan cuando son dejados en libertad durante algunas horas del día. Se encariñan extraordinamente con sus amos cuando son tratados con afecto y sin brusquedad, pero pueden mostrarse 'malvados' sin causa aparente, como las ardillas rojas, rompiendo los objetos más diversos, Han de vivir en jaulones separados.


Cuidados diarios
Necesitan algunos ratos de ejercicio diario, por lo que es muy conveniente acostumbrarlos a la traílla para poder pasearlos. Precisan una escrupulosa limpieza y esmerada higiene.


Reproducción
Polígamos y nada 'familiares', un macho puede cubrir varias hembras a finales del invierno. Las hembras, tras algo más de dos meses, paren tres o cuatro crías de pelaje oscuro muy lanoso y los ojos cerrados, que se abren a las tres semanas de vida. Las crías pueden permanecer con la madre algo más de un año.


Enfermedades
Bastantes resistentes incluso a la colonización de exoparásitos, pueden sufrir todas las parasitosis internas típicas de los carnívoros. Es conveniente efectuar profilaxis periódica de endoparásitos con idénticos productos y a las mismas dosis que las utilizadas para perros y gatos.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos