Los Murcielagos, Como Mascota


Distribución mundial de los quirópteros

Unicos mamíferos capaces de volar de forma activa, los 'murciélagos' han colonizado casi todos los ambientes posibles de nuestro planeta.
Suelen ser de tamaño reducido pues el representante más grande del orden 'Chiroptera' pertenece al género Pteropus y no suele alcanzar los 40 cm de longitud, aunque su envergadura 'alar', puede superar el metro y medio.


LOS MURCIELAGOS, COMO MASCOTA

Las extremidades anteriores tienen una longitud desmesurada, estando unidas entre sí y a las traseras, así como a la cola, por una membrana especial llamada 'patagio', que es la que permite el vuelo de estos mamíferos insectivoros.

Casi todas las especies conocidas están cubiertas de pelo denso y apretado de especial textura, excepción hecha de Cheíromeles
torquatus que, presenta la piel desnuda.

La garganta y los oidos de los quirópteros son un prodigio de adaptación biológica al medio en el que se desenvuelven, pues gracias a su especial laringe casi todos los murciélagos son capaces de emitir continuamente sonidos de diversa frecuencia y ultrasonidos que, pueden ser 'recogidos' por los pabellones auriculares de manera análoga al sonar electrónico yasí permiten una perfecta orientación del animalito que, puede dirigir la dirección exacta del 'vuelo' para sortear obstáculos, capturar insectos, etc.

Muchas especies de este enorme grupo son de costumbres nocturnas o crepusculares y consecuentemente sus ojos y visión presentan atrofias o desarrollos deficientes.

Sus ritmos biológicos, suelen presentar variaciones periódicas (hibernación) y cotidianas (ritmos nocturnos y diurnos) de forma
que su metabolismo se adecúa a esos períodos.
Fundamentalmente insectívoros, existen muchas especies que son frugívoras o se alimentan de néctar y polen.

Menos frecuentes, pero sumamente curiosos, son los murciélagos que se alimentan de grandes presas: pajarillos, reptiles, anfibios, así como otros cuyo régimen es exclusivamente de pescado y, por último, los mitificados y temidos hematófagos o vampiros que se alimentan con sangre de mamíferos.


Un murciélago, como mascota

La particular biología y ecología de casi todos los quirópteros no permite, salvo en las especies frugívoras (zorros voladores), su mantenimiento encautividad estricta.

La longevidad de las especies insectivoras más comunes puede cifrarse entre los tres y cinco años, pero los grandes Pteropus, que se alimentan de yemas y frutos, han superado los quince años de edad en cautividad.

La función esencialmente auxiliar de los murciélagos, como devoradores de insectos, debe cambiar radicalmente el sentimiento de temor, repugnancia y exterminio que provoca en muchos seres humanos y la 'domesticación' relativa de algún Pipistrellus o, similar, es no só1o posible, sino realmente fácil. Cuando se refugian durante el día en desvanes, graneros o edificios, se puede aproximar un palillo 'despuntado' untado con leche condensada a la boca de nuestro extraño amigo que lámera con fruición tan insólito manjar.

De esta forma, con paciencia y habilidad, lograremos cobijar en casa una familia entera de estos enigmáticos animales, pero hemos de dejar aberturas en ventanas altas, que permitan la entrada y salida para las correrías nocturnas de estos nuevos amigos que nos librarán de mosquitos y otros insectos molestos.


Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos