Conservacion Mariposas

Cajas de colección

Cuadrangulares, con la charnela sobre la dimensión más larga, los modelos tradicionales tienen el fondo de corcho o plástico aglomerado relativamente blando, recubierto de papel suavemente pautado, con objeto de clavar fácilmente los especímenes preparados y alinearlos en perfecta formación. La tapadera de vidrio transparente permite la observación de los lepidópteros conservados y ordenados sin necesidad de abrir la caja, lo que entraña riesgos de rotura de antenas, así como de penetración de insectos destructores de las colecciones.

CONSERVACION MARIPOSAS

Las medidas, generalmente estandarizadas, de estas cajas-expositoras pueden tener ligeras variaciones según los países dentro de unos m6dulos relativos considerados grandes o normales; 50 centímetros de longitud por 40 de anchura y 6 de altura, corresponden a las cajas mayores, aptas para almacenar grandes mariposas. Sin embargo, la dimensión tal vez más importante es la altura, adaptada a la longitud de los alfileres entomológicos internacionales.

También existen otras cajas con tapadera de cartón endurecido, de menor precio, y que son muy utilizadas para transportar ejemplares preparados.

Las colecciones deben ser ordenadas en armarios especiales, al abrigo de la luz directa, protegidas de las temperaturas demasiado calurosas y absolutamente inexpugnables para 'escarabajos de los museos' y otros artrópodos destructores, por lo cual es deseable la máxima estanqueidad de las untas. Como conservantes de la sanidad de la colección, se utilizan insecticidas y antimohos especiales.


Disposición de los ejemplares

Las mariposas, impecablemente conservadas y extendidas, han de ser provistas de su 'carnet de identidad', que consiste en una etiqueta rectangular pinchada bajo el insecto con el propio alfiler entomológico que atraviesa su cuerpo. El tamaño de las cartulinas puede ser de dos
centimetros de longitud por uno de anchura y en ellas se hará constar lugar de captura país provincia, fecha y también el riombre del aficionado. Cuando los insectos provienen de cría artificial, se introducen las abreviaturas pertinentes: ab ovo = desde el huevo, ex larva = cuando proceden de larvas recolectadas en el campo e incluso ex pupa, si fueran obtenidas en este estado. Siempre que sea posible, se añade otra pequeña etiqueta con el nombre científico de la especie e incluso de la forma, subespecie o variedad.

Las colecciones ornamentales componen expositores con ejemplares de bello colorido y curiosas formas ordenados más o menos simétrica o decorativamente, mezclando especímenes de familias muy distintas y de habitats muy distantes. Sin embargo, es preferible ordenar las cajas con ejemplares de ambos sexos dispuestos por familias y por regiones geográficas con objeto de facilitar la localización de los especimenes y conocer aquellos que nos faltan para completar algún conjunto.


Conservantes

En ambos rincones inferiores de la caja se colocarán pequeñas cápsulas involcables con 'esencia de Mirbana' o nitrobenceno sustancia cancerigena que será manejada con precaución, pero que es imprescindible para prevenir enmohecimientos. También se colocarán bolitas de naftalina o paradicloro-benceno, que aseguren la ausencia de larvas de 'anthrenus' o escarabajo de los museos, que acaba en pocos días con las mariposas reduciéndolas a polvo e inutilizando la valiosa tarea realizada durante muchos años.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos