Asno

ASNO
(Equus asinus)


Familia: Equidos.
Orden: Perisodáctilos.
Clase: Mamíferos


Descripción y origen

Inconfundibles y característicos, los borriquillos domésticos, de los que existen innumerables razas y tipos, son equinos típicos de patas largas, apoyadas en un solo dedo, con uña perfectamente desarrollada llamada vulgarmente casco. La altura media a la cruz puede variar entre 0,90 y 1,40 metros, si bien existen variedades 'gigantes' y 'enanas' muy separadas de estas medidas. La cabeza es de buen tamaño, cráneo ancho y hocico alargado, rematado en los orificios nasales y los labios grandes, amplios, que cubren una poderosa dentadura hervíbora. Las orejas, alargadas y tiesas, configuran una estampa sumamente peculiar.

ASNO

El cuello es largo, musculoso y se ensancha ligeramente en su unión con el tronco, macizo robusto, de línea dorsal recta o 'ensillada', ligeramente cóncava. El tórax es ancho, con costillas arqueadas y el vientre redondeado, a veces, un tanto prominente. La cola, de longitud media, con sección circular, termina en un penacho de pelos ásperos, flexibles y cerdosos. El pelaje, de densidad variable según las razas y las épocas del año, presenta en la región dorsal del cuello una crin generalmente híspida o lacia y más larga, que falta en otras variedades. El color de la capa varía del blanco amarillento hasta el gris pardo o el negro con el hocico y zonas inferiores del cuerpo optativamente más claras.

Muy controvertido, el origen del asno doméstico parece entroncarse con los asnos salvajes africanos, que pudieron cruzarse con otros congéneres asiáticos.


Longevidad

Alrededor de veinte años, aunque se citan excepcionalmente ejemplares de hasta medio siglo de edad.


Alojamiento

Una pequeña cuadra, abrigada, limpia y ventilada, o en su defecto un cobertizo, tipo pesebre, es suficiente para alojar algunos ejemplares o un solo borriquillo, que habrá de elegirse entre las razas más habituadas a determinados climas. Fríos y nieves son poco recomendables para la mayoria de asnos domésticos, aunque excepcionalmente se hallen variedades más adaptadas a inviernos rigurosos. El paseo diario o la posibilidad de deambular en semilibertad por áreas abiertas de pastos abundantes suele limitar la posesión de estos animalitos a los habitantes de áreas rurales.


Alimentación

Heno, cebada en grano, pasto, algarrobas, patatas y zanahorias hervidas o piensos especiales pueden complementarse para integrar una dieta completa y equilibrada. Deben disponer de agua limpia en recipientes amplios situados a una cierta altura del suelo.


Carácter y comportamiento

En contra de las leyendas populares, son animales sensibles, de buena memoria y adiestrables con cariño y paciencia, que pueden mostrarse tercos o agresivos con los extraños y las personas que les dieran malos tratos.


Cuidados diarios

Limpieza de la capa con cepillados suaves y profilaxis respecto a los exoparásitos más frecuentes. Necesitan ejercicio moderado y buena alimentación.


Reproducción

Tras un apareamiento bastante violento, la gestación se prolonga once o doce meses, tras los cuales la hembra pare un precioso buche. La madurez sexual se alcanza a los tres años y las hembras pueden criar cada dos años.


Enfermedades

Generalmente sobrios y resistentes, los ejemplares maltratados o abusivamente explotados, pueden contraer más fácilmente las afecciones comunes de la especie.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos