Plantas Para Pajareras

Un hábitat simulado

La pajarera exterior o la combinación decorativa y funcional que se construye aprovechando una parte de una sala interior con acceso libre a la terraza o balcón y que se conoce comúnmente como pajarera exterior-interior suelen tener una doble finalidad de mantenimiento y crianza de ciertas especies de aves unida al aspecto ornamental que ofrecen los multicolores pajarillos que evolucionan a nuestro lado en el salón o en el jardín.

PLANTAS PARA PAJARERAS

Uno de los errores más comunes que cometemos los aficionados es la superpoblación de especies animales y vegetales, que, de forma inmediata, nos parece simular mejor un rincón selvático. Sin embargo, a los pocos días del montaje de ese complicado artificial y desproporcionado 'paisaje' comenzamos a darnos cuenta que las bonitas y casi siempre caras plantas naturales que hemos dispuesto se ajan, se marchitan y se llenan de los excrementos que impíamente las aves dejan caer sobre ellas. Además, los pajarillos en ambientes densos se tornan asustadizos y nos hurtan su contemplación escondiéndose entre las ramas y el follaje.

Dejando aparte la superpoblación de aves, que suponemos resulta en función de la capacidad de volumen libre de pajarera, es importante restringir, en gran medida, la cantidad de plantas con que decoramos el aviario. Para una estricta funcionalidad es mejor disponer de árboles secos de madera dura, cuyas ramas puedan ser utilizadas como perchas por los pájaros, y en la zona del suelo se colocarán jardineras bajas o bandejas con profusión de semillas germinadas que puedan ser picoteadas por los animalitos.

En el exterior de los jaulones o en los zócalos situados al aire libre sí podremos dejar correr nuestra fantasía organizando parterres de escaso porte que no puedan ocultarnos la contemplación de nuestros alados huéspedes. La utilización de plantas que formen matas espesas cerradas y de baja altura ha de combinarse además con especies que no precisen riesgos abundantes que pudieran encharcar por capilaridad el interior del jaulón.

El mesemblyanthemum es un género de plantas pertenecientes a la familia de las Aizoáceas, que están adaptadas a condiciones
extremas de vida en terrenos secos, áridos y calurosos, bastante comunes en países mediterráneos y en España, en la que se han
desarrollado variedades ornamentales que aúnan la formación de masas densas de color verde, azulado o grisáceo con una
explosiva floración sincronizada que cubre estas plantas de tapices purpúreos, rosados, rojos, blancos o amarillos. Necesitan
escasos riegos y son poco exigentes en cuanto a la calidad del terreno soporte, pudiendo combinarse como muestra la imagen con
las clásicas margaritas del género Leucanthemum. Este tipo de plantas puede adornar por igual los exteriores de jaulones situados
en terrazas y balcones, así como aquellas instalaciones menos frecuentes que adornan parques y jardines.


La toxicidad que ciertos vegetales pueden of recer a los pájaros que accidentalmente los picotean e ingieren es otro factor limitante
a considerar, no sólo respecto a las plantas ubicadas en el interior de los aviarios, sino también para aquellas especies que se sitúan
contiguas a las rejas o mallas metálicas y que desde el interior pueden ser picadas y consumidas por nuestras aves.


Los mesembryanthemum, de los que existen varios cientos de especies, no tienen posibilidad de envenenar a las aves e incluso
algunas variedades producen frutos comestibles que son también muy apreciados por nuestros pájaros cautivos.

Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos