Palomar de Jardin

Construcciones abiertas

El ejemplo más clásico está representado en la fotografía y se compone de una caseta integrada por uno o varios pisos superpuestos con una serie de departamentos tabicados interiormente y a los que acceden las aves a través de unos orificios circulares estratégicamente ubicados. El techo y los posaderos de cada planta aseguran una relativa protección contra la lluvia y la caída de excrementos producida por las palomas que se instalan en los pisos superiores. Todo el palomar debe sustentarse sobre un soporte circular, liso e inaccesible para los gatos y otros depredadores. Cada compartimiento debería tener un acceso amplio en forma de gran portezuela asegurada con bisagras por la charnela y pestillo en la parte de la apertura, que de esta forma pueda propiciar la perfecta limpieza del interior, así como la captura de las palomas que se facilita taponando los accesos circulares mientras por el portillo se van recogiendo a mano los pájaros, preferiblemente por la noche para no alarmar al resto de la bandada.

PALOMAR DE JARDIN

Es esencial planear y diseñar la construcción del palomar de forma que no pueda ser saqueado por las alimañas, pero que al mismo tiempo resulte atractivo para las columbiformes que en él han de alojarse y accesible para el cuidador que debe manipular, vigilar y sanear el interior de los compartimentos.

Hasta que habituemos a nuestras palomas al nuevo emplazamiento y para evitar huidas, debemos hacer criar a nuestra primera
pareja en un palomar cerrado o jaulón especial contiguo a la construcción abierta, de forma que los pichones se vayan asentando en la estructura diseñada para ellos.

Otro sistema consiste en cortar las plumas alares de las primeras parejas, pero facilitándoles el acceso al palomar mediante la colocación eventual de largas escaleras-rampa con las que subir y bajar libremente hasta los nidales. Cuando las aves ya hayan criado una o dos nidadas, se dejan intactas las plumas de la muda siguiente en la certeza que, si no son molestadas, las aves ya no abandonarán su hogar situado en un rincón tranquilo del jardín .


Palomares-jaula

Son en realidad jaulones muy especiales que constan de una cámara de paseo y otra interior tabicada con dos nidales situados en cada uno de los compartimentos así formados. Estos cajones abiertos solamente oor el frontal enrejado, e incluso a veces también en la parte de los laterales correspondientes al área de paseo, tienen techo inclinado, puertas de acceso 'basculantes', que pueden desbloquearse tras el nacimiento de la primera nidada y suelen adosarse a paredones verticales de terrazas y jardines.

Pueden ser utilizados para la cría y adiestramiento de mensajeras y otras razas consideradas buenas voladoras.


Palomares-buhardilla

Corresponde al principio de la pajarera o jaulón colectivo que generalmente se realiza en la parte alta de una construcción rural, desván o almacén en el que ha de disponerse una amplia zona de vuelo y otras numerosas y aisladas de nidificación con el suelo cubierto de material seco, arena o paja, que permite una limpieza e higiene perfectas. El acceso de los pájaros se facilita mediante aberturas de tamaño ajustado, que permanecen clausuradas hasta que las aves allí confinadas se hayan emparejado y tengan al menos una nidada en incubación .

Todos estos sistemas se mejoran con instalaciones específicas y sofisticadas, pero, sin embargo, son suficientes para iniciarnos en el maravilloso mundo de la columbicultura.


Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos