Hediondo (Anagyris foetida)

El hediondo es un #arbusto# que no suele superar la altura de un hombre, a no ser que se encuentre en terrenos muy cálidos, pues entonces puede duplicar su longitud. Las #hojas# se componen de tres hojuelas, como las de los tréboles, que son lampiñas en el haz, con numerosos pelitos en el envés y de figura elíptica. Las #flores# son de color amarillo verdoso, con una pequeña mancha negruzca que mira hacia arriba, y se agrupan en pequeños ramilletes nacidos de las ramas nuevas. Se caracteriza principalmente porque despide un olor fétido en cuanto se toca, a lo que debe su nombre. Se cría por todo el Mediterráneo, desde Cataluña hasta Gibraltar, aunque es raro encontrarla en el interior de la Península.

Fichas

Leguminosas Zona mediterránea Otoño Hojas, semillas y sumidades floridas Chocho del diablo Garroferet de moro Tóxico Fuerte Purgante Moderado Emético Moderado

Administracion

Con esta planta se preparan infusiones, cocimientos y otras muchas formas bebibles, pero siempre teniendo en cuenta la toxicidad del #arbusto#. Además, debemos saber que la solución ideal al problema del estreñimiento no estriba precisamente en el empleo de sustancias laxo-purgantes, sino en el aumento del consumo de #fibra# -como hemos tenido ya ocasión de comentar en otras ocasiones.

Floración

El hediondo florece en otoño. De la recolección con fines terapéuticos principalmente interesan las #hojas#, #semillas# y sumidades floridas, aunque en algunos lugares utilizan también la corteza. Es una planta que puede ser peligrosa en manos inexpertas, así que no debemos olvidarnos de asesorarnos bien antes de administrarla. De todas formas, no suele producir muchas intoxicaciones ya que su repugnante olor resulta muy disuasorio.

Aplicación

La corteza y las #hojas# contienen un alcaloide llamado citisina. Además, en las hojas existen grandes concentraciones de malato cálcico. Las #semillas# -aparte de ser ricas en el alcaloide antes mencionado- contienen otro alcaloide, la anagirina, que se relaciona estructuralmente con la lupanina encontrada en los altramuces. De sus virtudes hay poco que decir. Las #hojas# tienen un efecto #purgante# muy marcado; normalmente se emplean en #infusión#, pero es difícil ajustar la dosis y sus efectos secundarios no son nada agradables, pues incluyen vómitos, fuertes diarreas, dolores tipo #cólico# y deshidratación posterior a la pérdida de líquido. Las #semillas# son vomitivas y muy tóxicas, siendo las sumidades floridas las únicas partes de la planta que se pueden utilizar con relativa seguridad. De hecho, parece que se emplean en algunas partes del sur de España como pectorales, en forma de cocimiento. Del resto de la planta es mejor no hacer ningún uso, salvo por #orden# facultativa y bajo estricto control.

Usos

Tóxico Purgante Emético

Nombres

El hediondo es un #arbusto# que no suele superar la altura de un hombre, a no ser que se encuentre en terrenos muy cálidos, pues entonces puede duplicar su longitud Las #hojas# se componen de tres hojuelas, como las de los tréboles, que son lampiñas en el haz, con numerosos pelitos en el envés y de figura elíptica Las #flores# son de color amarillo verdoso, con una pequeña mancha negruzca que mira hacia arriba, y se agrupan en pequeños ramilletes nacidos de las ramas nuevas Se caracteriza principalmente porque despide un olor fétido en cuanto se toca, a lo que debe su nombre Se cría por todo el Mediterráneo, desde Cataluña hasta Gibraltar, aunque es raro encontrarla en el interior de la Península

Fichas

Leguminosas Zona mediterránea Otoño Hojas, semillas y sumidades floridas Chocho del diablo Garroferet de moro Tóxico Fuerte Purgante Moderado Emético Moderado

Administracion

Con esta planta se preparan infusiones, cocimientos y otras muchas formas bebibles, pero siempre teniendo en cuenta la toxicidad del #arbusto# Además, debemos saber que la solución ideal al problema del estreñimiento no estriba precisamente en el empleo de sustancias laxo-purgantes, sino en el aumento del consumo de #fibra# -como hemos tenido ya ocasión de comentar en otras ocasiones

Floración

El hediondo florece en otoño De la recolección con fines terapéuticos principalmente interesan las #hojas#, #semillas# y sumidades floridas, aunque en algunos lugares utilizan también la corteza Es una planta que puede ser peligrosa en manos inexpertas, así que no debemos olvidarnos de asesorarnos bien antes de administrarla De todas formas, no suele producir muchas intoxicaciones ya que su repugnante olor resulta muy disuasorio

Aplicación

La corteza y las #hojas# contienen un alcaloide llamado citisina Además, en las hojas existen grandes concentraciones de malato cálcico Las #semillas# -aparte de ser ricas en el alcaloide antes mencionado- contienen otro alcaloide, la anagirina, que se relaciona estructuralmente con la lupanina encontrada en los altramuces De sus virtudes hay poco que decir Las #hojas# tienen un efecto #purgante# muy marcado; normalmente se emplean en #infusión#, pero es difícil ajustar la dosis y sus efectos secundarios no son nada agradables, pues incluyen vómitos, fuertes diarreas, dolores tipo #cólico# y deshidratación posterior a la pérdida de líquido Las #semillas# son vomitivas y muy tóxicas, siendo las sumidades floridas las únicas partes de la planta que se pueden utilizar con relativa seguridad De hecho, parece que se emplean en algunas partes del sur de España como pectorales, en forma de cocimiento Del resto de la planta es mejor no hacer ningún uso, salvo por #orden# facultativa y bajo estricto control

Usos

Tóxico Purgante Emético

Nombres


Los artículos más vistos


Los artículos más comentados


Los artículos más valorados


Enlaces amigos